Las etiquetas necesarias

Todos sabemos lo mucho que pueden molestarnos las etiquetas en determinadas situaciones. Muchos miembros de la comunidad prefieren “no meterse en un grupo u otro”, tal vez con la fantasía de evitar, de esa forma, las “connotaciones negativas” que usualmente se imponen con determinadas etiquetas, sobre todo aquellas etiquetas que hacen referencia a nuestra sexualidad.

Ahora bien, podríamos pensar que la solución para un problema como este sería eliminar las clasificaciones de una vez y para siempre, promover que se nos cuente como seres humanos y no como gay, straight, bisexual o cualquier otra denominación.

Muchos profesionales que se han lanzado a construir lo que hoy se conoce como la “Queer Theory” suelen promover esta aceptación de la diversidad como inherente a la naturaleza humana y la abolición de etiquetas referentes a diversos aspectos de la sexualidad. La teoría queer tiene un valor indudable como producto de un movimiento profesional y social de aceptación a la diversidad. Mi apoyo a su postura respecto al tema de la aceptación (no solo la tolerancia) es total. Sin embargo, siendo un hombre de ciencia y observando la gran dificultad que constantemente encuentro en las personas que me consultan para aceptar el tema de la diversidad humana, es común que descubra que uno de los pilares que sostiene esa falta de aceptación es una falta de conocimiento sobre el tema sexual.

Pareciera que hace falta poner orden en el pensamiento para evitar que se sigan confundiendo términos o ideas, significantes y significados. Y es que confundir a una persona transexual con un homosexual o a un bisexual con un tranvestista no debería ser un problema en un mundo que se acepte a sí mismo, el mal entendido no debería ser más que eso, algo que puede solucionarse con una aclaración sencilla. Pero ese mundo ideal está muy lejos de la realidad en que vivimos, sobre todo en latinoamérica, y lo cierto es que, en algunos momentos, las etiquetas son necesarias. Imagina una forma de clasificar las prácticas sexuales de mayor riesgo para la transmisión del VIH u otras infecciones de transmisión sexual si no tuviésemos nombres y descripciones para dichas prácticas.

¿Cómo podríamos hacer investigación sobre grupos de riesgo y programas de salud si no pudiésemos decir algo como “el grupo de varones heterosexuales posee X o Y prevalencia de transmisión con el virus VIH”, o bien “los varones homosexuales han presentado estadísticamente un mayor y mejor uso de preservativos en el último año en comparación a sus contrapartes heterosexuales”?

A continuación, una breve clasificación que me resulta útil emplear a la hora de hacer ciencia, de explicar el tema a mis alumnos o al momento de ordenar algunas ideas. Recordemos que la diversidad es eso, diversa y, por lo tanto, de vez en cuando podemos requerir algo de organización mental para comprender más a fondo la naturaleza humana. Esta lista es un resumen del trabajo de muchos autores, incluyendo a mi tocayo Alvaro Campos (sexólogo en Costa Rica).

  1. Sexo Biológico: por lo general se nos clasifica a todos desde el momento del nacimiento (muchas veces desde antes) según nuestros órganos genitales. El sexo biológico nos divide en 2 posibilidades: Macho o Hembra. Existen personas, sin embargo, que pueden presentar condiciones especiales en las que no es del todo claro a simple vista si poseen genitales de un tipo o del otro. Últimamente se ha llamado a estas personas intersexuales.
  2. Rol de Género: es lo que esperan los demás, la forma en que te tratan y las conductas que esperan de ti los demás a partir de si naces siendo un macho de la especie o una hembra. Por lo general, las personas esperan que su hijos(as) adopten una de dos posturas, que se comporten de manera masculina o femenina.
  3. Identidad De Género: a una edad tan temprana como los 18 meses, los infantes parecen haber incorporado sus identidades de género, es decir, la forma en que se piensan y se sienten a sí mismos. Esta identidad de género los acompañará toda la vida ya que es el elemento más inalterable de todos los de esta lista. La identidad de género implica que cada quien se siente y se piensa a sí mismo(a) como hombre o mujer. Lo interesante de esto es que la identidad de género, tan inalterable una vez que se ha establecido, puede ir de acuerdo con el sexo biológico o puede ser opuesta al mismo (como en el transexualismo). Por esto existen personas que pueden haber nacido como hembras de la especie, pero se piensan y se sienten a sí mismas como hombres, lo cual les produce una incomodidad subjetiva en la mayoría de los casos. También se dan casos opuestos.
  4. Orientación Sexual: esta es la característica que ha provocado revuelo durante las últimas décadas. La orientación sexual tiene que ver con el sexo de las personas hacia quien uno se siente atraído. Es decir, no es “quien eres” sino “qué te gusta”, pero no sólo implica una capacidad de sentirse eróticamente atraído por personas que tenga uno u otro sexo biológico, sino también la capacidad de sentirse afectivamente involucrado por aquellas que posean una identidad de género, rol de género etcétera, que nos resulte atractivo, al grado de poder alcanzar un verdadero enamoramiento. La orientación sexual tiene tres posibilidades: bisexual, homosexual o heterosexual.
  5. Expresión de Género: tiene que ver con los comportamientos (gestos, formas de hablar, etc.) que caracterizan a una persona en particular. Cada uno de nosotros posee un paquete de conductas que forman nuestra expresión de género. Así, puede existir una expresión de género tradicionalmente masculina y una tradicionalmente femenina, así como expresiones de género ambiguas que no sean fácilmente identificables como masculinas o femeninas. Las expresiones de género cambian dependiendo de los deseos del individuo y el contexto en que se encuentre, por ejemplo, los actores cambian su expresión de género a voluntad. Es una característica que responde fácilmente a los deseos del individuo y se relaciona entonces con los diversos manerismos que presente cada persona.
  6. Prácticas Sexuales: se refiere a las conductas que el individuo realiza al momento de mantener una interacción sexual con otra(s) persona(s). Las prácticas sexuales son muchas y muy variadas, van desde los besos, caricias, masturbación, penetración (anal, vaginal, etc.), sexo oral (cunnilingus, annilingus, felación), hasta prácticas que pueden ser dañinas para uno o más de los involucrados, por ejemplo: conductas paidofílicas (sexo con niños, lo cual implica abuso sexual), zoofílicas (sexo con animales), coprofílicas (gusto por las heces fecales), necrofilia (excitación sexual con cadáveres), etc.

Todos los seres humanos podemos clasificarnos en estos seis apartados, todos tenemos sexo biológico, un rol de género, identidad de género, orientación sexual, expresión de género y prácticas sexuales específicas que nos caracterizan. Cada característica de la lista es relativamente independiente de las demás, así que las combinaciones son infinitas, dando lugar a cada individuo como un ser único y diferente. Antes de clasificar a otros, sería un buen ejercicio usar la lista y clasificarnos a nosotros mismos. Tal vez podamos aprender una u otra cosa sobre quiénes somos, lo que nos atrae, cómo nos comportamos o qué nos gusta hacer.

Que estén bien,

Anuncios

11 comentarios en “Las etiquetas necesarias

  1. Hola amigo:Felicidades por tu blog, me gusto mucho, espero lo sigas desarrollando y q pongas todos tus trabajos artisticos q me gustan mucho.Bueno te deseo la mejor de las suertes.Saludos al kick de mi parte jejejeTu amigo,Lox

    Me gusta

  2. Dr.R

    Hola, me gustó mucho el tema introductor. Creo que la verdad si son necesarias las clasificaciones, para entendernos, relacionarnos y crearnos una identidad, lo malo es cuando nos enredamos en ellas y nos hacemos un ocho mental.Y hasta cierto punto un mundo sin clasificaciones podría ser un mundo sin diversidad, ¿me explico?

    Me gusta

  3. Saludos a Lox y al dr.r, gracias por visitar y dejar sus comentarios. Dr. r, te explicas perfectamente. Pronto estaré escribiendo sobre las sugerencias de temas que me han enviado fuera del blog. Regresen pronto y pasen la voz.

    Me gusta

  4. Anónimo

    Saludos ante todo, es grato que un experto de salud mental tenga este blogger para poder ayudar a muchas personas que tienen demasiadas dudas y no tenga a quién recurrir en momento dado, porque es difícil en algunas ocasiones aceptar el ser gay o que las demás personas nos etiqueten y poder vivir con ello, tanto en la vida personal “familiar” como en el trabajo. Que ser gay eso no quiere decir que no es ser profesional exitoso, que no sentimos, que no somos capaces, que realmente tenemos una vida como cualquier otra persona, que somos seres humanos y no una persona extraña a su parecer. Le deseo mucho éxitos, es muy grato que usted se preocupe por nosotros y por las demás que no tengan claro esto. La verdad he tenido la oportunidad de asistir a terapia y la mayoría de los Psicólogos no saben como manejar esta situación y te mandan de uno a otro sin poder ayudarte. Estoy seguro que a través de los comentarios nos retroalimentaremos todos o hacer cita con usted en algún momento dado, para que sea personalizado como debe ser ya queda quien pasa por situaciones distinta.Realmente le doy las gracias por atreverse, compromoterse y querer ayudarnos.Muchos éxitos.

    Me gusta

  5. Estimado Anónimo: La idea es principalmente esa, que quien necesite una mano no sienta que se lo pasan de uno a otro porque “no saben qué hacer”. Es bueno saber que hay quienes reciben bien los intentos de un servidor, estoy seguro que todos juntos podríamos hacer una gran diferencia solo con ser un poco más auténticos y tratar de ayudar. Saludos, Alvaro.

    Me gusta

  6. JOE

    Hi Doc! me gusta tu página es muy educativa, pienso que este tema que toma escena cada día más en nuestra sociedad, hay que explorarlo y educar a la misma, para latinoamérica el tema religioso vs sexualidad es algo me gustaría tocaras, ya que es una realidad que muchas personas viven y no saben manejar cuando decubren su su preferencia sexual…Felicidades por tu página.

    Me gusta

  7. Ing J

    AlvaroLa verdad el tema me parece super interesante, y sobretodo el consejo de evaluarnos a nosotros mismos, por que quisas al hacer esto, aparte de aprender acerca de uno mismo, tambien te permite aprender de los demas, y te permite a no jusgar si no mas que todo a comprender y aceptar.muy bien llevado el tema..saludos.Ing. J

    Me gusta

  8. Joe e Ing. J. Gracias por visitar el blog, me alegra que les haya gustado, espero que más y más gente lo reciba de la misma manera y, si no les gusta tanto, espero que sientan la confianza de decirlo y podamos hablar sobre aquellas cosas en las que opinemos distinto, es la única forma de crecer en nuestra propia identidad.Anotado Joe, “Sexualidad y Religión” será uno de los próximos temas. Ing. J, estamos de acuerdo; clasificarnos a nosotros mismos es un puente para “conectarnos” más con la realidad humana y, por lo tanto, aprender cosas de los demás y apreciar y respetar su individualidad, porque ya sabremos que nosotros también tenemos una.Saludos muchachos, vuelvan pronto.

    Me gusta

  9. Anónimo

    Alvaro me imagino que lo de necesario es para educarnos en el tema, realmente me encanto, ya que estoy aprendiendo sobre el tema, visualizarlo es constructivista, gracias a Dios que se te ocurrio pues no lu hubiera entendido. Las etiquetas las odio, me choca cuando un maestro te pasa un alumno y te dice ese fulanito es ….., aquel otro ….., asi que no hay que etiquetar al homosexual de ninguna manera, se es como es y ha de respetarse y lidiar con eso en mi caso como madre, ahi nos vemos, si puedes a largar mas el tema seria apra mi muy didactico, gracias,Super mama

    Me gusta

  10. Así es, la finalidad es que podamos tener, más o menos, una idea de los términos con que nos vamos a manejar en el blog y que sepamos, sobre todo, que definir cada aspecto de la sexualidad es muy difícil. Ni hablar de la interacción entre ellos. Por eso he intentado hacer una representación visual de los mismos en la entrada “las piezas de la sexualidad” en septiembre 2007. Hay mucho que recorrer todavía y es importante mantener en mente que las definiciones pueden variar dependiendo de cómo se planteen las investigaciones y de los hallazgos futuros de las mismas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s