Formas de Prejuicio II: Heterofobia

En el tema de la diversidad se presta mucha atención a la (mal llamada) homofobia, y se señala a cualquier mortal que se atreva a atacar abiertamente a un homosexual o no elegir al homosexual para su equipo en la birria de “basket” de fin de semana sólo por el hecho de ser gay/homosexual/etcétera. No me malentiendan, yo soy un fiel promotor de la igualdad de derechos y cualquier ataque a otro ser humano debe ser señalado, pero con la intención de promover esa igualdad de derechos, y convencido de hacer los señalamientos necesarios, considero que es nuestra responsabilidad (de todos) pensar un poco sobre una posible heterofobia.

Y funciona así: el otro día un amigo cercano estaba buscando un nuevo lugar donde cortarse el cabello, encontró uno en el camino y entró. En el lugar había muchas personas trabajando y aparentemente la persona que estuviese libre tomaba al siguiente cliente sin importar quién era. Mi amigo me cuenta algo curioso, en sus palabras:

“Yo me fui, porque la persona que me iba a atender era una mujer y yo quería que me atendiera un gay porque ellos cortan bien el pelo”

Mi “Sentido Arácnido” (lo admito: estuve viendo Spider-Man con mis sobrinos el fin de semana) se activó para enfocarse en esa forma de discriminación tan interesante. Resulta que mi amigo no le dio oportunidad a la mujer de hacer su trabajo y tal vez se perdió del trabajo de una buena profesional. Ahora nunca lo sabrá.

Mi amigo, a quien llamaremos… Juan (qué creativo soy con los nombres falsos ¿No les parece?) no es homosexual… creo. Además, responde a mis preguntas diciendo que supuso, por la conversación que había en el lugar, que la mujer que lo atendería era heterosexual. Él prefiere que varones homosexuales le corten el cabello, su estereotipo sobre los varones homosexuales (la base de su prejuicio hacia ellos) es que son buenos estilistas, lo cual no es necesariamente cierto y además produce un comportamiento discriminatorio hacia personas que no sean homosexuales. Menudo enredo.

Gente, el prejuicio no es sólo hacia gente gay, también hacia gente no-gay, y puede venir de parte de cualquier persona. Sin embargo, una de las formas más fáciles de aprender a discriminar es ser discriminado, así que a toda la gente que no es heterosexual y que vive siendo blanco de prejuicio constantemente por algún aspecto de su sexualidad, vale recordarles que debemos ser cuidadosos y no convertirnos en nuestro agresor, es decir, no hacer lo mismo que nos hicieron.

Creo que Juan es un caso menos severo, aunque la peluquera tal vez piense diferente, pero prejuicios como esos se pasan de una generación a la otra y crecen como una bola de nieve. El fenómeno es interesante de estudiar y la capacidad humana de aprender y categorizar las experiencias es invaluable, pero el prejuicio es una suerte de “lado oscuro” de esta capacidad. El prejuicio divide familias (la gente no heterosexual lo sabe muy bien) y también divide naciones, sólo hace falta ver las noticias cada día.

Por cierto, un hombre gay le cortó el cabello a Juan… y le hizo una trastada.

Anuncios

7 comentarios en “Formas de Prejuicio II: Heterofobia

  1. Recuerdo que cuando estudiaba en California me discriminaban por judío (dicen que lo parecía) más que por latino. Luego, en España por panameño, que no tenían la mejor fama en esos tiempos en Madrid. Y, recuerdo la andanada que recibí cuando no permití que APACSIDA se convirtiera en una asociación de base homosexual porque, al final, era discriminar contra el grupo heterosexual que pudiera requerir sus servicios.Desgraciadamente, parece que en una sociedad eminentemente no humanista siempre será una lucha de todos contra todos porque todos somos diferentes.Al final, todos vamos a terminar en igualdad de condiciones: reducidos a polvo. A eso lo llamo yo el desquite de la biología.

    Me gusta

  2. Hola Alvaro tanto tiempo! me da un gusto esta iniciativa de realizar un blog exponer hacerca de la homosexualidad. No se si te recuerdas de mi… fuimos companeros de universidad.. si no.. bueno… yo se me recuerdo de ti. De hecho me gustaria invitarte al grupo terapeutico en la Asociacion de Hombres y Mujeres de Panama (AHMNP) al cual asisto. Somo sun grupo de gays y lesbiana que todos los lunes de 6 a 8 pm. compartimos nuestras experiencias y a la vez crecemos de manera emocional y psicologica. Seria super interesante para ti que estas muy de lleno con esta tematica.Saludos!

    Me gusta

  3. Hola Alejandro y Daphne:El desquite de la biología me parece muy atinado, al final nadie es mejor que nadie. Creo que historias de discriminación tenemos todos en alguna medida, ya sea por nuestra sexualidad o no. Varias veces me han discriminado aquí en panamá por no ser judío. La realidad, como dices Alejandro, es que todos somos diferentes así que seremos discriminados en algún momento. Creo que es una experiencia universal en alguna medida.DAPHNE ¡CÓMO NO RECORDARTE! Hace mil años que no sé de ti. Le prometí a Rodolfo ir, pero nunca acordé una fecha. Me encantaría pasarme por el grupo y compartir en alguna reunión. Lo voy a anotar ahora mismo en el calendario.

    Me gusta

  4. Anónimo

    Hi Doc, en este tema de discriminación, escuchaba en la radio casualmente hoy, sobre la discriminación con los educadores cuando son gays, que si un padre debe dejar que un profesor gay le de clase a sus hijos, la gente opinaba mil cosas distintas, al final se concluye que si la persona es profesional esto no es un impedimento, su sexualidad no es la que determine si es buen educador, esos fueron los comentarios de los oyentes. Yo en lo particular, tuve un maestro en 6to grado que era gay, es la persona más profesional y el mejor maestro que tuve en toda mi vida, excelente, es el mejor ejemplo que puedo dar, es el verdadero modelo de educador. Es curioso que esta persona que mencionas sobre discriminar al resto de estilistas que no sean gays, discrimine en sentido opuesto a lo que usualmente se da, pero la discriminación está en todas partes como comentan, no siempre es el tema gay solamente.Slds,JOE

    Me gusta

  5. ¿Qué hay Joe?Sí, la discriminación se da curiosamente en todos los sentidos. Es interesante porque discriminar implica la capacidad de separar en categorías y darle un sentido a cada categoría, si no tuviésemos esa capacidad no podríamos diferenciar, por ejemplo, entre la luz roja y la verde en los semáforos y acabaríamos teniendo serios problemas. Discriminar salva nuestra vida todos los días más veces de lo que pensamos, pero a veces se nos va la mano cuando desconocemos o estamos mal informados sobre algo. Como mi amigo del artículo, que actuó de una manera no muy acertada porque se le fue la mano en la discriminación.Sobre los maestros, estoy colocando un artículo en el blog sobre eso. Es un tema muy importante, y que puede aclararse con algo de información. Me parece que tú vas en buena línea.

    Me gusta

  6. JavierSC

    Lamentablemente, muchas personas somos victimas de la discriminacion. Hace unos dias recibi un email, se titulaba sonrisa, mientras lo descargaba pensaba en lo que veria al final de la descarga, imaginaba chiquillos riendo, o alguna de esas tontas bromas q la gente sabe reenviar en los emails (que por cierto odio que me envien esas cadenas en donde dicen q si no lo envias te va a caer alguna maldicion), continuando con lo del email, empece a leerlo, y para mi sorpresa lo menos que hice fue reir, santo cielo, no puedo creer como unas cuantas lineas arrancaron un par de lagrimas de mis ojos. El email hablaba de una tarea que una profesora de psicologia le puso a sus estudiantes, ellos tenian q salir a la calle y sonreirle a la gente y documentar todo lo que ocurria a raiz del experimento. La persona que escribio ese mensaje, era una mujer, ella decia que ese dia ella, su esposo y su hija habian decidido ir a un restaurante de comida rapida, y mientras estaban en la fila esperando ser atendidos, empezo a sentir un mal olor, y la gente empezo a hacerse a un lado, lo cual motivo la curiosidad de ella, su sorpresa fue ver q detras de ellas habia un par de indigentes. No voy a terminar el cuento, porque no es tan relevante lo que paso. Pero ese es el mejor caso de discriminacion, me temo que no unicamente somos discriminados, tambien somos discriminadores. Y da tristeza pensar que lo hacemos de manera inconciente. Cuantas veces hicimos una fiesta y no invitamos a ese amiguito q era muy callado y reservado?, cuantas veces no salimos con los amigos y dejamos de invitar a uno de ellos porque el nunca tenia plata para pagar?. Si parece mentira, pero aqui solo estamos hablando de un lado de la moneda, cuando en realidad la moneda tiene otra cara. Solo decimos como nos afecta el ser discriminado, pero que pasa con los que nosotros discriminamos? acaso los sentimientos de ellos no cuentan? acaso ellos no son dignos de recibir nuestra atencion? Hace unos dias en hora del medio dia, fui a la cafeteria del hospital, estuve formando la fila para decidir que iba a pedir, todos los dias es una situacion dificil para mi tratar de comer esos platillos exoticos (perdonen mi sarcasmo), despues de un rato me decidi en comprar solo un sandwich puesto que lo que habia en el menu me resultaba insipido, luego me dispuse a pagar lo que me iba a comer, hice un recorrido con la mirada para ver donde me iba a sentar,(generalmente me siento con algunos de los directores), mientras escaneaba con la mirada el lugar donde me iba a sentar, vi a juan(ojo, no es el mismo juan de alvaro…jejeje), juan es el trabajador manual, me sente enla misma mesa que el, despues de un rato, el se levanto porque tenia q regresar a sus labores cotidianas, me quede solo por un instante y una de las directoras se me acerco y me dijo que me sentara con ellos, lo cual hice, me levante y me sente junto a ella, y despues me senti tan incomodo, no por el hecho de haberme cambiado de puesto, sino por lo que ella me dijo. Me dijo que ella me habia visto sentado en la mesa, pero cuando se acerco y vio a juan, decidio irse a sentar a otro lado. No veo cual sea la diferencia entre juan y yo, somos dos seres humanos, con virtudes y defectos. Que me hace mejor q a el? la respuesta es sencilla, nada. El y yo somos iguales, solo nos diferencia el trabajo q hacemos. Triste, verdad? pero si, asi es la realidad. Solemos decir que somos victimas, y se nos olvida decir que tambien somos victimarios. Esto es solo mi forma de pensar, cada quien sabe lo que hace y no soy yo quien los va a juzgar.

    Me gusta

  7. dr.r.

    Puedo añadir poco a lo dicho (o escrito) Pero insisto, dentro de la comunidad es donde hay más discriminación, es loca? es afeminado? tiene buen cuerpo? se le nota que es? Todo eso es discriminación. Y en el contexto global, la discriminación es una enfermedad social de muchas aristas y por eso no somos felices como humanidadEn cuando a la heterofobia, me confiezo culpable y más cuando un chico lindo besa a una mujer, aunque lo mío más que heterofobia (dicen mis amigos) es ginecofobia, porque me encantan los hombres, incluyendo los heterosexuales.(jajajajajajajaja a los muy serios pido disculpas por mi chiste no es por menospreciar el tema, más bien para relajarlo jajajajajajajajaja)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s