Un niño defectuoso

Hace unos días recibí la invitación automática número 4,947,325 para unirme a una de esas redes sociales en internet que son tan populares hoy en día. Ya saben, uno de esos sitios donde creas un perfil y de pronto puedes comunicarte con la gente que fue contigo al kinder. Esta vez, en lugar de botar la invitación, decidí considerarlo y preguntar a otros amigos y amigas que han armado un perfil allí. Encontré distintas impresiones:

“Qué va, no te metas en eso, no te vas a poder salir. Yo lo reviso todos los días y conozco gente que trabaja junta y se comunican a través de eso en lugar de hablar” – decía Jax.

“Bueno, yo tengo uno, pero ni lo uso” – me dijo Joanna.

“Métete y me buscas, es para lo mismo que el MSN” – aseguró Jay mientras yo pensaba “bueno, si es para lo mismo que el msn y ya tengo msn ¿por qué querría unirme?”

El asunto es que me uní, me maravillan las posibilidades de comunicación en línea y pensé “bueno, si no me gusta, me salgo”. Aunque he vivido muy bien sin esto desde siempre, solo me tomó un par de minutos navegar el sitio y encontrar que viejos amigos de colegio, ex compañeros de trabajo y hasta familiares perdidos estaban en la red. Algunas veces gente muy querida, otras veces no tan querida, pero finalmente muchas personas que han caminado la tierra y que han cruzado mi camino en algún momento. Interesante el “checherito” virtual este.

En una parte del perfil me solicitaban escribir algo “sobre mí” y, estando acostumbrado a asociar libremente, escribí lo primero que salió. Después de leerlo me pareció interesante para publicarlo acá, tal vez alguien quiera conocer un poco sobre el origen de mi comodidad con la ambigüedad y mi crítica a lo establecido:

Cuando yo era niño no podía decidir si mi color favorito era el verde o el azul, entonces incluí el rojo y me confundí por completo. En aquel momento pensaba que tenía algún defecto porque no podía decidir sobre algo tan sencillo y trivial como eso. Sentí que, en cierta forma, me estaba quedando atrás. Eventualmente descubrí que mi ‘defecto‘ me daba la oportunidad de apreciar todos los colores, variar entre uno y otro o mezclar varios cuando yo quisiera, al tiempo que otras personas únicamente podían hallar belleza en una o dos cosas a la vez. Noté que no era imprescindible elegir (o bien, elegí no elegir) y no volví a pensarme a mí mismo como ‘defectuoso “.

A veces me impresiona la cantidad de personas que atraviesan la vida pensándose a sí mismos(as) como defectuosos. Es curioso que a los seres humanos se nos dificulte tanto ver las cosas desde otra perspectiva, es un fenómeno psicológico como cualquiera pero intentar ver la oportunidad que cada problema provee es un ejercicio interesante para potenciar la capacidad creativa.

La pregunta aquella de “¿me gustan los hombres o las mujeres?” que se realizan muchas personas durante la adolescencia (cuando estar confundido al respecto es hasta normal) es reemplazada en mucha gente gay adulta que se siente defectuosa por: “¿Cómo hago para volverme heterosexual?”. Para hombres y mujeres homosexuales la pregunta de “¿habría sido todo más fácil si fuera heterosexual?” no se irá para siempre, ya dicen algunos autores (y mi experiencia clínica me lo va confirmando) que un duelo responsable por la identidad heterosexual que muchos esperaban y que nunca se dio se actualiza en las distintas etapas de la vida. Es decir, cada vez que hay un cambio de etapa de vida o cuando suceden algunos eventos importantes que se deben enfrentar con toda la identidad, mucha gente gay suele preguntarse cómo habría sido si fuera heterosexual.

No me malentiendan, creo que todo el mundo tiene derecho a preguntar lo que desee y buscar las respuestas que considere necesarias, solo quiero enviar un recordatorio para quienes se estén preguntando la forma de convertirse en heterosexuales: recuerden sentarse un rato a apreciar la diferencia que poseen antes de intentar deshacerse de ella. No solo son diferentes de los heterosexuales, son también distintos de todos los demás homosexuales. En el examen de la vida la pregunta de los cien puntos es “¿quién soy?” y, ante esa pregunta, las únicas respuestas equivocadas son las mentiras. Además, como en todos los exámenes, no se vale copiarse, pero sí está permitido cambiar la respuesta cuantas veces sea necesario hasta dar con la correcta. Así que, si luego de contestar esta última pregunta aún quieren cambiar algo, entonces será un deseo surgido de un proceso responsable de introspección.

Que estén bien.

Anuncios

9 comentarios en “Un niño defectuoso

  1. Anónimo

    Muy interesante el enfoque. Ojalá todo el mundo tuviera la capacidad de introspección necesaria para ayudarse a sí mismas, aunque haya un empujoncito de un terapeuta. Yo, por mi parte, tengo cierto grado de daltonismo para colores oscuros.

    Me gusta

  2. Anónimo

    De seguro estas hablando de facebook…jajaja, lo que me da mas risa y es incomo para muchas personas es en la parte donde preguntan…interested in…Woman-Man…sè de alguien que muy valientemente puso male interested in male…jajaja o llenar la casilla que dice el status..in a relationship o single o married…bueno en cierto punto es como negar ante la sociedad presente virtualmente quienes somos realmente. Si ven a alguien que no llena estos datos empiecen a dudar…jajaja

    Me gusta

  3. Efectivamente estoy hablando del facebook, muy popular por estos días. Creo que es, como dicen algunos, una cornucopia de funciones innecesarias, pero también brinda oportunidades interesantes de comunicación. Yo apenas lo esto probando. Creo que estas redes sociales a veces exponen demasiado a las personas y que cada quien tiene derecho a reservarse la información que no quiera brindar, pero TAMBIÉN noté aquella casilla de “interested in” y la de “status”. La forma en que la gente maneja esas casillas también me dejó pensando. Por otro lado, hay funciones para hacer grupos y debatir temas ¿alguien interesado(a) en hacer un grupo para debatir temas de diversidad? Deberíamos hacer una encuesta al respecto.

    Me gusta

  4. JavierSC

    Es bastante interesante este tema. Siempre he visto cuan facil puede ser la vida para algunos y cuan dificil puede serlo para otros. No se si alguno de ustedes ha escuchado la cancion “si te hago tanto mal” de los bukis.La primera frase dice “vives acentuando dia a dia mis defectos, resaltando lo q no me sale bien, comparandome con todos q debia ser como este y como aquel”. Muchas personas crecen con ese sentimiento de defectuosidad, cuando en realidad no hay nada malo con ellos. Pero q por tantos anos han escuchado comparaciones con fulanito o sultanito, y va creando en ellos ese sentimiento de inferioridad, esa inseguridad q no les permite ver la vida desde otro punto de vista. Muchos padres quieren q sus hijos tengan o sigan sus mismos patrones de vida, les exigen a sus hijos q estudien esta o aquella carrera, cosa q el muchacho no desea. Todos somos seres tan distintos, inclusives los gemelos, trillisos, cuadruples, etc. pueden q hayan nacido el mismo dia, pero cada uno con una personalidad tan distinta a la de los hermanos. Creo q la tarea de los padres es simplemente la de guiar, y traspasar ideas, conocimientos, ensenar moral y etica, pero queda en los hijos el poder decidir por si solos lo q quieren ser. Debemos dejar de andar en nuestros zapatos y ponernos en los zapatos de otros y ver q la vida no es mas q la fusion de muchos puntos de vista. Que lo q quizas para mi sea bueno, no necesariamente tiene q ser bueno para ti. Y q en la variedad es posible encontrar las cosas q nos gustan. Por q ver la vida por un telescopio cuando podriamos usar un caleidoscopio?

    Me gusta

  5. bonito comentario JavierSC… lo malo de las expectativas ajenas es que muchas veces acaban siendo nuestras propias expectativas. Es la forma en que crecemos desde niños y en la cual nos convertimos en miembros de un grupo cultural determinado. Pero algunas expectativas no tienen base lógica y son muy negativas. Atreverse a retar esas expectativas (no las positivas) es parte de lo que nos hace libres.

    Me gusta

  6. Anónimo

    A mi desde que empece a leer el comentario y decia “los bukis” me dio muchisima pereza. Tendre que hacer un enorme esfuerzo y leer, aunque debe decir algo que valga la pena aparte de mi apatia por determinado genero musical. Un amigo que conoci le pregunté si utilizaba facebook y muy inteligentemente me respondio que el era tan preety que no queria compartirse con mas nadie, osea que se guardaba para sí. Es una posición totalmente valida en estos tiempos en que todo el mundo expone de esta forma su personalidad su vida privada etc, aunque no dudo que es una excelente manera de comunicacion y aquellas personas a que le hemos perdido la pista. Maquiavelo

    Me gusta

  7. Anónimo

    Respecto al grupo en facebook de diversidad sexual…no creo que me apunte…me parece que no es necesario, seria un acto mas bien politico e ideologico pro-gay y la gente aun no esta preparada para recibir un mensaje serio de este tipo y se confunde facilmente con el clisé que mantienen estos grupos. Saludos,Maquiavelo PD. uhmm podrias sugerir hacer un grupo privado en facebook que funcione solo por invitación y que no se muestre al resto del networking y las invitaciones sean directas por referencia, donde se discutan algunos temas pero alli si hay que revelar nuestros nombres etc…tendria que pensarlo, dependiendo quien lo maneje y de que forma se maneje.

    Me gusta

  8. dr.r.

    A mi la verdad esas redes de contactos me aterran. Mi familia conoce de mi sexualidad, pero en mi trabajo no y lo siento, vivo en una sociedad y dependo de ella, en mi trabajo la imagen lo es todo. No puedo correr el riesgo de que algún mal intencionado decida ponerme en evidencia. ¡Qué peligro!Yo le agradezco mucho a mis papas lo que soy, siempre me han apoyado, y aún así no me escapo de dudas y preguntas existenciales. Pero me parece a mi que eso es vivir, caminar para conocemos y siempre seguir adelante o por lo menos intentarlo. Y al final lo importate es mantener la propia salud mental.Si me he preguntado si todo sería más fácil si yo fuera heterosexual

    Me gusta

  9. Bienvenido otra vez, maquiavelo. Todavía estoy pensando eso del grupo de facebook, tus ideas son buenas, pero más que el peligro de que se confunda con un movimiento político pro-gay o como una forma de conocer gente para motivos menos honorables, lo que me preocupa es el tema de la privacidad, lo cual creo que sí detiene mucho a los participantes. Además, como dije antes, no sé si vaya a mantener una cuenta de facebook activa, solo lo estoy probando un rato y, hasta ahora, no me ha gustado mucho. Por lo pronto siento que consume demasiado tiempo y se llena muy rápido de “funciones innecesarias”.Gracias por las ideas, ojalá más gente envíe su opinión y así podamos ver si se aceptaría o no.Dr. R. ha manifestado una preocupación bastante común. Entre las personas con quienes hablaba y a quienes les pedía su opinión sobre el facebook y las redes sociales, aquellas que las evitaban era por razones similares a las que dice el Dr. R. la información expuesta en el internet es un peligro, tal vez no porque tenga uno nada que ocultar, pero sí porque no sabes quién está del otro lado del monitor leyendo tu vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s