Paranoide

Alguien me escribió por otra vía para decirme que mi entrada anterior es más que paranoia mía, que tal vez dedicarme tan de lleno a mi tesis me está quitando algo de cordura o que tal vez estoy viendo muchas películas en la televisión.

Me dio mucha risa y volví a leer la entrada que publiqué sobre las investigaciones acerca de las causas genéticas de la homosexualidad. No me pareció paranoide, pero sí comprendo que pueda sonar de esa forma así que, sin retractarme de lo escrito anteriormente, paso a admitir algo importante que he notado en las últimas entradas: aunque no he dejado de lado mi punto de vista como psicólogo clínico, sí es cierto que estoy escribiendo desde una posición política mucho más que antes.

Pensaba yo hace unos días que el tema de la diversidad posee una arista política importante, y uno debe saber dónde está parado en ese sentido. Ahora bien, es difícil para alguien desde mi posición como psicólogo clínico admitir una postura u otra. Después de todo, parte de mi identidad profesional implica permitir a todos expresar sus ideas y disminuir tanto como sea posible mi contaminación de esas expresiones con las mías. Es todo parte de aquello de reservarse las opiniones personales, aunque sabemos bien que todos mostramos lo que pensamos y sentimos respecto a las situaciones a nuestro alrededor sin demasiada capacidad para ocultarlo. Un buen observador podría ponernos en evidencia en cualquier momento.

Y bueno, sí me preocupa un poco el tema de la genética y las causas de la homosexualidad. No crean que no me interesaría en sobremanera conocer los resultados de los estudios, sería importante para mí caminar la tierra en la época en que finalmente lleguemos a descubrir una génesis de por qué todos somos como somos en cuanto a nuestra orientación. Sí, todos: homos, heteros, bis, etcétera. Me regocijaría en sobremanera poder indagar en el tema, escribir al respecto, proponer otras hipótesis o hallar nuevas zonas de sentido en el discurso de los actores de esta situación y ver la reacción social frente a cualquier resultado que arrojen las investigaciones. Soy hombre de ciencia al fin y al cabo.

Sin embargo, lamento decir que no puedo dejarme llevar por la fantasía de que mi curiosidad científica se satisfaga. Sé que las personas homosexuales son tan distintas entre sí como las heterosexuales y que la sexualidad humana tiene muchos significados distintos, por lo tanto, no será tan sencillo encontrar un origen biológico y, como dicen los que apuestan, por ahora mi dinero está en los orígenes psicológicos o en una combinación de ambos.

Anuncios

4 comentarios en “Paranoide

  1. dr.r.

    Bueno, desde mi punto de vista, no importa que tan profesional seamos todos tenemos una importante carga política en nuestro modo de pensar y de actuar, y no solo en el tema de la diversidad, también en lo del ambiente, los buses, los impuestos. Digo no solo somos profesionales también somos humanos parte de esta sociedad, y del conglomerado de sociedades que llamamos nuestro mundo.Pero en profesiones como la nuestra, creo que lo más importante es saber como y cuando dejar nuestras políticas a un lado por el bien de los pacientes.La verdad si me pareció paranoica, o usando la psiquiatría, creo que hasta algo psicótica, jejeje. A mi la verdad me sigue pareciendo que la homosexualidad es una mezcla de factores tanto biológicos como sociales. Estaba viendo en Animal Planet, que el cromosoma Y se está achicando, (será por eso que cada vez somos más? O siempre hemos sido muchos solo que ahora salen más) y lo hará hasta desaparecer; que en 125000 años todos los humanos serán mujeres que se reproduciran por autofecundación, (¡qué pereza! Gracias a Dios yo ya estaré muerto) Digo eso si será el fin de la discusión de la diversidad. Por ahora nos queda vivir nuestras vidas y no dejar que cosas como la ciencia nos perturbe mucho, lo saludable es el balance.

    Me gusta

  2. Estamos de acuerdo en que el bienestar de los pacientes va por encima de cualquier postura política. El asunto es que esa postura responde usualmente a la idea de cada cual sobre cómo deben funcionar las cosas para construir el ideal de mundo al que aspira esa persona, por lo tanto, dejar la política a un lado es sumamente difícil. Pero entiendo tu punto.La posibilidad de la atmósfera paranoide te la acepto Dr. R. pero el cruce al reino de la psicosis franca creo que es demasiada, mi hermano jajajaja… deberíamos es revisar aquello de las mujeres que se autofecundan jajajaj…Saludos viejo,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s