¿Con cuánta gente?

“Oye” – dijo el uno, recostado en la cama junto a su nuevo centro gravitacional – “¿Con cuánta gente te has acostado?”.

“A ver…” – el otro se llevó la mano a la cara, como cerrando los ojos para contar – “como veinte… give or take”

“Wow… veinte… veinte es un número… digo, considerando tu edad” – el uno no sabía bien qué decir mientras pesaba el significado de eso en su mente.

“Bueno, no es tanto… ¿y tú?” – Dijo el otro.

“Eh… bueno, déjame ver…” – el uno empezó a mover los dedos.

“¿Qué? ¿Tienes que contar? Ya vas a ver que me pasas” – dijo el dueño del record de 20.

“No, oye, no son tantos… son como… espera ¿a qué nos referimos con ‘acostarse’?” – preguntó el uno, por aquello de aclarar.

“¡Oh, por Dios!… seguramente me vas a pasar” – dijo el otro con una sonrisa en la cara.

“No, en serio… bueno, si pensamos en contacto de cualquier tipo desde…”

“Cualquier cosa sexual que no puedes hacer en público sin que te metan preso” – le interrumpió el otro.

“Ok… a ver… 1, 2, 3… 4… 5… no, ese no cuenta. 4, 5… 6 y 7. Siete, son siete” – Dijo el uno lleno de seguridad.

“¿Nada más?” – Preguntó el otro, incrédulo – “Pero si eres más viejo que yo. Eso es sin contar a tus parejas ¿verdad?”.

“No, mis dos parejas incluidas. Bueno, sin contar a las mujeres.”

“Ajá! sigue contando!” – solicitó el otro mientras bromeaba poniendo cara de seriedad, como la que sólo es capaz de poner la monja más estricta de un colegio de señoritas.

“Hombre, que en ese caso son ocho, tampoco es para tanto… bueno, nueve lo más, por aquella muchacha que solo llegamos a foreplay pero que no quiso más por su religión” – aseguró el uno, mientras sonreía recordando aquella situación.

“Ah, ¿solo foreplay también cuenta?” – preguntó el otro.

“Fue foreplay intenso”

“Ok, no he dicho nada”

“Y, dime algo, con todos ellos… o sea ¿qué había ahí?” – inquirió el iniciador del intercambio.

“No, no, tal vez… fueron intentos de relaciones que no cuajaron” – dijo el otro, bajando la mirada.

___________________

Este intercambio me llegó de una fuente cuyo nombre no puedo, no quiero, no debo publicar. Pero sucede que el intercambio continuó y, en lugar de seguir contando, me empiezo a preguntar cómo anda esto para las personas allá afuera. Un amigo mío, tres años mayor que yo, a quien pregunté anoche de manera casual con cuántas personas había tenido intercambio sexual de algún tipo me dijo: “sexo ‘completo’ o también se vale oral y del otro”. Me llamó la atención la complejidad insospechada de la pregunta y le dije que incluyera de todo en su respuesta. Al final contó 67 personas y lo dijo de una forma muy interesante: “Me acuerdo de 66, no… de 67, recién me acordé de otro”.

Yo me quedé pensando en el manejo actual de la sexualidad y cómo es común saltar a la cama (o al vapor del gym, for that matter) para conseguir algún contacto. Me pregunto si, debajo de ese comportamiento se encuentra un deseo de acercarse afectivamente, de entablar contacto real, si existe una necesidad más profunda que potencie esta conducta. Un intento de “relación” que no cuaja y acaba en un mero “polvo”, como se dice en la calle (Hombre, que el polvo solito no cuaja a menos que le eches otras cosas. Cualquiera que haya hecho pancakes de cajeta sabe eso).

Me pregunto si los seres humanos estamos buscando algo más, algo que hemos perdido con los años y el marketing y que necesitamos para vivir. Quiero saber si la interacción sexual/genital con muchas personas responde a una necesidad de cercanía más profunda. Pero ¿Qué digo? Si ya sé que es así… entonces, ¿qué estará pasando? ¿Habremos olvidado la forma de establecer el contacto? ¿Será que hollywood nos enseñó que más es mejor y nosotros se lo creímos? ¿Será que los canales de ventas por televisión dependen de nuestro deseo insaciable del abdomen de revista y los cuerpos llenos de esteroides o silicón? Con razón le dicen a la gente que poniéndose implantes de pelo o comprando el exprimidor de jugos 3000 podrá tener el cuerpo que siempre quiso, no el que dispuso la naturaleza, sino el que quiso y así, finalmente, se podrá acostar con 3000 personas antes de morir (imagino que por eso el exprimidor de jugo se llama así).

Tal vez estoy divagando.

¿Pero qué hay de la comunidad? Le habrán vendido que ser gay es usar el símbolo internacional de gayness del año (en el 2006 era la correa blanca, en el 2007 fueron los lentes de abeja asesina que NO se ponían sobre los ojos sino que se llevaban como adorno para el cabello. Todavía sobreviven algunos). ¿Le habrán vendido a algunos que ser gays es dejarse penetrar y si no lo haces no lo eres? ¿Le habrán vendido a otros que es imperativo ser el personaje secundario (el amigo gay) en la vida de alguien en vez de ser el protagonista de su propia vida? Sé de quien compró la idea hollywoodense de que para ser gay hay que odiar los deportes y saber quién es la Paris Hilton wannabe que representará a tu país en el concurso “miss sistema solar, 2008”. Pero si muchas de estas niñas no saben ni geografía y pretenden que sus flotadores frontales fabricados en el quirófano de algún cirujano hagan que todos las alaben como “la reina de la galaxia” o algo así. Acabo de imaginarme a la Princesa Leia llorando en su bikini metálico.

Estoy divagando otra vez.

Estoy cansado de la propaganda y me pregunto en cuánto riesgo nos ponemos a veces sólo por comprar este tipo de ideas. ¿Qué nos hace vulnerables a comprar estas ideas?

No quiero que quien ha tenido más parejas sexuales que amigos en el facebook se sienta mal al leer esto. Respeto las formas de pensar de cada uno y es por eso que escribo aquí, para conocer esas formas diferentes de ver las cosas. Como siempre, cada caso es distinto y es fácil ver un tema como este con los lentes de la moral. Pero NO es eso lo que pretendo. Quiero saber, más allá de la moral, cuál es el beneficio ético, qué es lo que sucede detrás del comportamiento de estar con muchas personas de manera sexual. ¿Cuántas personas son MUCHAS personas?. Tengo mis propias ideas, como siempre, pero ME ENCANTARÍA conocer las suyas.

Saludos,

Anuncios

21 comentarios en “¿Con cuánta gente?

  1. Anónimo

    Hola Alvaro: tengo dos pensamientos, del por que sucede esto. Aqui se los comparto.1. el mismo comportamiento de tener una larga lista de acompanamiento sexual se da entre los hombres heteros, es de orgullo y distincion, acrecentar el numero.Contrario a las mujeres, que si se da el caso, pero no a la misma escala que los hombres. Por cultura el hombre y la mujer estan condicionados, el hombre que se recree sexualmente queda bien paradao, la mujer que lo haga es una facilita, las hay pero no mas que hombres facilitos. Ahora en el caso de los gays, te imaginas dos hombres que su cerebro fue inyectado con la cultura de que el hombre posee esa libertad de hacer sexo, la mujer es la que debe cuidar su imagen. como dice mi mama, “en esa casa no hay quien cierre la puerta”, refiriendose a que en ese grupo todos son iguales,todos se comportan de la misma manera.2. Sumandole el comportamiento anterior, la homosexualidad vive en un oscurantismo. Es una conducta no aprobada desde que somos infantes. Teniendo 2 0 8 years se asume que eres hetero, y de esa misma forma educan nuestro cerebro. El afecto entre hombres, es condicionado y el enamoramiento entre iguales no existe. Durante nuestro crecimiento vemos, romances, enamoramientos, peleas etc. entre deferentes, no entre iguales, en nuestro cerebro se forma lo que es correcto e incorrecto. No fuimos educados para amarnos entre hombres y a pesar que estemos concientes de que si lo sentimos, a muchos les cuesta, hay quienes teniendo la capacidad de tener una relacion sexual con otro hombre, no tienen la capacidad de enamorarce, y esa capacidad apunta a que nunca la practico y mucho menos se le aprobo.Dentro de nuestra cultura como varones se nos aprueba salir bien librados de tener sexo, y se nos desaprueba amarnos entre hombres.conecta estas dos conductas y veras lo que sale.El Venezolano

    Me gusta

  2. dr.r.

    ¿Cuánto es mucho? No sé, pero creo que depende de los conceptos morales más que de otras cosasYo en lo personal pasé por una época loca por así desirlo. Coleccioné estampitas y la pasé muy bien. Lo hacía algo así como por deporte, la pasaba bien y me gustaba mucho. Eso fue al inicio de mi vida como homosexual sentía que había iniciado esto tarde y tenía que ponerme al día.También pasé por periódos de crisis en los que luego de un rico polvo me sentía mal, algo triste y deseaba algo más serio, pero eso fue ya cuando era más adulto. Es como madurar, mirar otras cosas y aprender a valorar otras cosas. Mi pareja sabe que muchas cosas pasaron antes de conocernos. Eso es algo que es parte de mi vida y de mi pasado. Yo la verdad ahora vivo de otra forma, soy fiel, etc, pero lo que fue fue y no quiero y no puedo cambiarlo. Al final no sé si fue lo correcto, ni tampoco fue lo peor Los míos fueron más de 67 seguro que si. Y los que estén libre de pecado que tiren la primera piedra

    Me gusta

  3. Anónimo

    Yo siempre preferí utilizar el concepto de “comunicación sexual”, el cual incluye intercambio afectivo además de genitalidad.Pero sí creo que aún en la homosexualidad existe un guíón de “machismo predador”. En éste, lo que no incluye genitalidad penetrante no es considerado “sexo”. Un ejemplo es cuando Bill Clinton manifestó que no había “tenido sexo” con Mónica, implicando que el sexo oral no lo era, realmente. Y,he escuchado la misma aseveración entre personas gay…”no hicimos ‘nada’..” De paso, esto también se refleja en la poca utilización del condón en el sexo oral… “como no es sexo…”Buena observación, Álvaro.A.d.o.

    Me gusta

  4. Brillantes sus observaciones, como siempre. Venezolano, lo que dices hace sentido con mis ideas de que lo que se busca realmente es una conexión afectiva pero que no “sabemos” cómo hacerla o no está aprobada, como dices tú. Solo se nos ha aprobado a los varones el intercambio sexual. Una escisión que resulta en que los hombres llevan la sexualidad y las mujeres el afecto, los hombres corren por la casa y las mujeres “cierran la puerta”. Así que si no hay una mujer nos hace falta una función. Me pregunto cómo podríamos articular esto con el comportamiento bisexual de muchas personas.Dr. R, hombre, como dije al principio, no es mi intención “tirar la primera piedra”. Si yo tuve aureola alguna vez, la empeñé porque advertí que pesaba demasiado. Por cierto, lo que dices sobre tener una “época loca” o esa necesidad de “ponerse al día”, creo que es supremamente importante. Me pregunto cuántos varones gay sienten que las relaciones homosexuales (las que les resultan naturales) fueron censuradas durante tanto tiempo que al iniciar una vida sexual homosexual se hace como llegando a las olimpiadas sin haber entrenado. Alejandro… EXCELENTE… eso del sexo oral sin condón es importantísimo y creo que tienes toda la razón porque sí se reportan cosas así. Como si tener sexo oral no fuera tener sexo, así que existen comportamientos de riesgo que no se evitan porque en la mente de los participantes no son peligrosos. Si sumamos estos conceptos equivocados a un número elevado de parejas sexuales tenemos nada menos que una deliciosa receta para el desastre.Que sigan los comentarios! Gracias gente.

    Me gusta

  5. Anónimo

    Hola Alvaro:Me ha gustado mucho tu articulo de esta ocasión, y me ha hecho pensar de nuevo en cosas q tenía en la cabeza hace rato, como por ejemplo que muchos gays usamos la promiscuidad sexual como una especie de etiqueta, algo que tenemos que hacer “porque somos gays”.O que si el ser gay nos da una excusa para ser mas activos sexualmente que la mayoría, porque no hay consecuencias no deseadas como un embarazo (pero claro que las hay como las enfermedades, lastimar a otros o a uno mismo).O también todo esto puede ir atado a otro tema común en la comunidad gay, el de permanecer siempre jovenes y atractivos, tratamos de estar siempre sexualmente activos por simple miedo a envejecer, y por lo tanto nos convertimos en eternos adolescentes, con el resultado que nunca maduramos ni seremos capaces de mantener una relación madura.Tambien comparto el punto de vista del amigo El Venezolano; al hombre se nos enseña a estar fuera de la casa, a hacer conquistas, se nos motiva a eso. Es mas creo que hasta biológicamente estamos diseñados o tenemos un impulso a actuar así. El macho de la manada es el que caza y el proveedor, y busca “regar su semilla” por así decirlo.Pero al final creo como nuestro amigo el dr r. que el que este libre de pecado que tire la primera piedra.Loxnar

    Me gusta

  6. dr.r.

    Aclaro, no te acuso de santurron, ni creo que estás juzgando nada.No he terminado de leer los comentarios pero tengo que salir.Lo que si creo es que la idea del blog y del escrito es crear polémica, pero no de pelea o rivalidad, creo que queremos hacer mover las mentes y así encontrar cosas buenas.Estoy seguro que alguno si se siente santo, siéndolo o no, y cree que puede juzgar los actos de los demás a eso me refiero. Por eso cerré aquel comentario así

    Me gusta

  7. Mi error Dr. R. vamos en la misma página, entonces.LoxNar… me gusta mucho eso de asociar la actividad sexual constante con el deseo de la comunidad de ser eternamente jóvenes. ¿Será que, de alguna forma, ser sexualmente activos sirve como prueba de que somos jóvenes aún?Más aún… si la juventud se relaciona con la vida y la vejez con la muerte y el decaimiento… ¿será que la actividad sexual constante nos sirve para sentirnos vivos?Pero el encuentro con el otro nos hace sentirnos vivos, eso es lo que hace el enamoramiento. Lo cual me lleva al principio… ¿será que la gente busca un contacto íntimo y afectuoso canalizado por la sexualidad pero que, al final, acaba solo en un polvo tras otro sin que se dé esa intimidad?Pero esto debe ser así sin importar la orientación sexual. ¿Los hombres gay son más promiscuos que los heteros? Si es así, vale revisar por qué y si no es así vale reconocer las igualdades entre los hombres.LoxNar, me has puesto a pensar. Keep it coming.

    Me gusta

  8. JOE

    Me parecen muy interesantes los comentarios, Yo quiero aportar algo, los deseos siempre están, muchas veces se intensifican y tienes sex con una persona que simplemente llena una necesidad momentánea o afectiva como menciona Loxnar, y luego queda un vacío como menciona Dr.R. si alguna vez pasaste por esa situación y sabes cuál es el resultado, entonces tomar conciencia de esto y no dejarse llevar por el momento, cada persona con la que tienes sex, cuenta en tu lista, esto sin juzgar a nadie, el ser responsable en este caso es lo importante, si no pudiste controlarte entonces toma las precauciones.Por otro lado los homosexuales son vistos como promiscuos en nuestra sociedad, y en una sociedad machista como esta, “el hombre debe ejercer su role”(es lo que la sociedad dice), eso muchas veces con los gays le da el empujón, que a mi parecer no es positivo, de tener sex y más sex…porque eso te hace más viril según la sociedad.Un factor importante es la edad, si la persona inicia desde edad temprana, obviamente se oprime el detonador más rápido, porque en la adolescencia el sex está a flor de piel y es parte del descubrimiento del individuo, y en los 20’s aún es parte de este descubrimiento sexual, a los 30’s el individuo ya no le da la importancia que le daba antes al experimentar, sino es más responsable y seguro de sí mismo y cauteloso, busca más estabiliad. No quiero generalizar con esto, porque eso no ha de aplicar en todos los casos, pero es el denominador que solemos ver en la gente gay.Espero se cuiden y se cree conciencia en el Team.Slds.

    Me gusta

  9. Erasmo

    He estado pensando mucho en este artículo, y en la forma en que comienza el mismo. Hay algo mucho más profundo en ese intercambio de palabras, más cuando se trata de alguien que tiene un nuevo centro gravitacional, en el cual la comunicación, la sinceridad y el respeto constituyen los pilares que han de determinar la fortaleza de ese universo.¿Con cuánta gente?… Desde un principio estamos hablando de números, y siempre vamos a llegar a eso: a los números. Considero que este tema va más allá de la simple matemática. Va más allá de los ingredientes que hagan falta o no para un buen “pancake”. Hay que observar el clima en nuestro entorno, lo que nos rodea y las situaciones que vivimos desde nuestro primer día de vida hasta el día de hoy, hacer una retrospectiva de cómo hemos llevado nuestra vida nos ayudará a comprender más la pregunta con la que se ha titulado este artículo.El hombre desde pequeño va creciendo con imágenes de su alrededor, imágenes que luego las hace suyas y las practica. La cuestión está en que eso que aprendió de chico, de joven, de adulto, lo haga de una manera que no haga daño a los demás, ni a sí mismo.Es verdad, hay mucha moral en todo esto, pero qué es la moral sino lo que uno mismo va aprendiendo de lo que es “bueno ” y lo que “no es bueno”, y todo eso viene de lo que nos rodea, de lo que nos da vueltas y en ocasiones nos marea tanto, que nos vamos con el gusto del mareo hasta reaccionar y darnos cuenta que fue una marea que nos quiso revolcarCada persona es un mundo (como siempre digo), pero el problema de hoy es que las nuevas generaciones están creciendo demasiado rápido, queriendo dar unos pasos gigantes con tal de ponerse a la par de los más adultos, cosa que no es que está mal, lo que lo hace malo es la forma en que lo hacen. Ahora, no he querido decir que la causa de todos los problemas sean las nuevas generaciones, ni mucho menos que sea un problema de edades.La sexualidad del hombre está marcada por la forma en que el mismo va evolucionando/creciendo y desarrollándose/pensando, es como un motor que inconscientemente necesitamos mantener en funcionamiento, es nuestra naturaleza como seres humanos. Sin embargo, tenemos que fusionar ese motor con nuestra mente y crear un verdadero sentido crítico que nos ayude a pensar más antes de hacer las cosas.8, 10, 20, 60 o 67… o no llevar la cuenta. Lo cierto es que siempre en nuestras vidas habrá un número que debemos llevar en nuestras mentes. Son como nuestras huellas en un camino lleno de obstáculos. La sexualidad en los hombres no debe ser sólo contacto físico e íntimo, sino que sume además lo afectivo y lo sentimental (creo que eso alguien ya lo mencionó anteriormente), esa sería la formula casi perfecta para estar bien con nosotros mismos y con la persona que está a nuestro lado. Muchos intentos vamos a hacer para lograr ese estado de cuasi-perfección, por eso quizás muchos hemos llevado el número en nuestras mentes de con cuántas personas nos hemos acostado o hemos tenido algún tipo de contacto físico-sexual.Las recetas para los desastres no son deliciosas, porque precisamente están hechas de eso, de cosas no deseadas. Procuremos entonces que la receta sea en verdad deliciosa, beneficiosa y fructífera en todos los sentidos.Cada persona es un mundo, y cada mundo cuenta muchas historias.Saludos.

    Me gusta

  10. Anónimo

    Hola Alvaro, contestando tu pregunta sobre como articular a la persona bisexual en este comportamiento. No los involucre en mi respuesta anterior, porque pense que estaba implicita, pero ahora paso a detallarte. Como dije anteriormente mi pensamiento apunta a que, donde no existe aprobacion y aprendizaje y sobre todo cuando te enteres de la existencia de algo, resulta que la definicion viene cargada de negatividad, prejuicios y verguenza. Quien quiere tomar esa opcion como estilo de vida por mas que sienta que le pertenece. El bisexual, normalmente se involucra primeramente en una heterosexualidad, conciente o no de existir una homosexualidad en su persona. Ha sido influido por su entorno, educacion, ambiente etc. pero su otra parte no aprobada, siempre va estar latente hasta que le deje dar rienda suelta. Que exista un enamoramiento en el bisex hombre, hacia la mujer y no hacia el hombre, es el comun, es la ecuacion mas consona con lo que aprendio: hombre+mujer=correctoSinembargo, tambien el bisexual hombre se puede enamorar del hombre, o de los dos, porque ambos son seres humanos, compuestos con diferentes esencias y componentes que lo puedan cautivar. Un hombre o una mujer bisexual, aman a sus esposos y esposas, desean tener hijos, eso fue lo que vieron aprendieron y vieron como correcto, pero tambien aman a su novia o a su novio, porque eso fue lo que siempre sintieron, pero la ecuacion hombre+hombres= solo amigos, mujer+mujer= intimas amigas. Hombre+hombre= pato, mujer+mujer=tortillera.Esto fue lo que se metio por sus ojo y oidos.El dia que las ecuaciones se les re-estructure el resultado, es decir que desde el dia 1 que el bebe llega a este mundo tenga la aprobacion de conocer todo los generos, no porque lo diga un libro de educacion sexual o la constitucion de una republica, sino la humanidad entera con todos sus potenciales asi mismo como es dada por normal la heterosexualidad, me imagino que habra bisexuales, pero seran porque realmente lo quieran ser, no porque se les manipulo la informacion que se quedo en sus cerebros.

    Me gusta

  11. Interesante lo que planteas, pero siento que lo que dices es una tentativa de explicación para el comportamiento bisexual. Mas no para los afectos bisexuales.El tema de la bisexualidad es, como bien leo entre tus líneas, muy complejo y siento, honestamente, que la humanidad se mueve hacia alcanzar ese estado. Faltaría ver si ese crecimiento se ve truncado o promovido por el medio.

    Me gusta

  12. Anónimo

    “Recojan a sus gallinas que mi gallo anda suelto”, frase popular que se menciona al referirse al hecho que los hombres tienen y deben mantener una sexualidad abierta y constante (hecho que se hacía ver hace años atrás en el famoso “debut adolescente” donde este era llevado a un prostíbulo a tener su primera experiencia sexual), mientras las representantes del sexo femenino deben encargarse del autocuidado y la castidad (elemento que también ha ido desapareciendo). Es casi imposible a mi entender,el dar una explicación a un concepto como los límites sexuales y la promiscuidad, con tan solo dos o tres teorías, a mi parecer debemos ver a cada ser de forma individual, el porqué de sus necesidades, en este caso que lo motiva a una conducta sexual sin proporción desde que tiene la capacidad de hacerlo. Si bien es cierto no todos los hombres sean gays o heteros tienen este tipo de comportamiento. Podría ser una baja autoestima (prostitución afectiva) o una incapacidad para formar vínculos afectivos sólidos, falta de compromiso hacia el futuro, aprendizaje social, determinación genética, mal ejemplo, búsqueda perfeccionista de la pareja ideal, personalidad inmadura y poca inteligencia emocional, falta de información y conocimiento de su propia sexualidad, desajuste en los ciclos vitales,poco autocontrol, facilidad del medio para consumar el hecho (muchas personas a su disposición), etc. como decía podrían haber muchas explicaciones para una sola pregunta que creo no solo incluye a los gays, sino a los hetero y sumandose a eso el “sexo débil” viene pisando los talones para ajustar el marcador.

    Me gusta

  13. Me gustó mucho este último comentario y sí, lo de “ajustar el marcador” hace alguna resonancia con mi percepción de que, para mucha gente, con cuantos(as) te acuestas parece ser una competencia. Un amigo mío me comentaba hace unos días sobre este tema del blog y usaba unas palabras interesantes, él decía: “Hay gente para quienes una persona más es como una crucecita nueva en el avión”.

    Me gusta

  14. Anónimo

    Álvaro, quiero meterle un poquito de salsa a los comentarios.Ayer regresé de Bocas del Toro, adonde fuí con mi amigo G10.Según la nomenclatura utilizada, “me acosté” con uno más.Realmente sí, cada vez que viajo con un amigo nos “acostamos” juntos. Pero eso no quiere decir que hayamos tenido ningún tipo de intercambio sexual.So.. es como la famosa “homofobia”, que no es una fobia y demás…Pero es un juego de palabras que me resulta divertido: Sí, me he acostado con un montón…. but that’s as far as it goes.A.d.o.

    Me gusta

  15. Anónimo

    Hola alvaro refiriendom a tu contestacion sobre mi comentario a esta entrada, fijate que pense lo mismo que tu, que me refiria al comportamiento bisexual en vez de lo afectivo, pero despues me dije, en el coprtamiento del ser humano esta integrado el afecto. Oh me equivoco?P.D. Te vi en el programa especial de TVN ayer lunes

    Me gusta

  16. Bueno, el afecto, el comportamiento y la cognición (el pensamiento) van integrados y en el mismo sentido en un individuo sano. Sin embargo, es posible y de hecho sucede con frecuencia, que las personas hacen algunas conductas y aislan el afecto de esas conductas. Es como estar desconectando un aspecto del otro.Así que es fácil encontrar gente con comportamientos sexuales homosexuales que son incapaces de “enamorarse” de alguien de su mismo sexo, y esa separación de la conducta y el afecto les hace sentirse más seguros de su masculinidad o les mantiene su estructura psicológica menos amenazada de alguna forma.Es como cuando tienes un papá que le pega a sus hijos porque recuerda que a él le pegaban pero no recuerda CÓMO SE SENTÍA cuando le pegaban. ¿Me explico?Saludos,P.D. Salí horrible en ese programa de TVN y no salió nada de lo interesante de la entrevista. Pero sí, era yo con cara de cansado… jejejeSi me ves en la calle, pues salúdame. Así ya estamos a mano.

    Me gusta

  17. Anónimo

    Hola Alvaro, gracias por la explicacion, me gustaria que ampliaras mas, sobre las causas del por que se puede dar esas separaciones entre: afecto, comportamiento y cognicion. Leyendo el blog de Canton, alguien pregunto sobre la diferencia entre comportamiento y orientacion homosexual, y menciono lo que tu me explicas y dijo que, aqui en tu blog habia una entrada donde hablabas con detalle sobre eso, me puedes decir cual es? P.D. Es muy cierto, pusieron muy corta la entrevista en el programa de TVN, tambien vi a la sicologa Elisa Bosques y fue minimo lo que pasaron.En ralidad no recurdo mucho la imagen que vi por lo rapido que la pasaron, solo recuerdo, cabello negro, piel clara y lentes, pero creo que te he visto varias veces, o me estoy confundiendo de persona, la proxima vez que vea a la persona que asumo que eres, te saludo. El Venezolano

    Me gusta

  18. Erasmo

    Es interesante ver cómo el tema principal de este artículo ha generado diversas opiniones, y se ha ramificado en temas que uno tras otro enriquecen nuestra conciencia crítica. Nuestra humanidad tiene la misión primordial de crear en la sociedad estilos de vida óptimos en todos los sentidos, y es en este aspecto en que entra la sexualidad, siendo ella la que en nuestros días ha llegado a determinar la forma de vida de los hombres. De todos es conocido que la conducta del hombre de hoy es muy diferente al de cinco o diez años atrás, incluso será muy distinta en un futuro no muy lejano. Lo que hagamos hoy con nuestras vidas, las huellas que dejamos en los demás, y las consecuencias de nuestros actos influirán directamente en las generaciones próximas. De nosotros depende que nuestras decisiones, puede que no sean las mejores, pero que tratemos de que sean las más favorables primero para nosotros mismos y luego para los demás.Me alegra saber que este tema de “¿Con cuánta gente?” haya generado tantas y cuantas opiniones alguien se pueda imaginar. Creo que en eso es que está el epicentro de todo esto, en que cada uno de nosotros (aunque la mayoría tengamos algo que nos hace comunes) siempre vamos a tener formas de pensar totalmente diferentes.Todos y cada uno de los conceptos aquí hablados, conceptos los cuales cada quien tiene su interpretación y forma de explicarlos, ya sea técnicamente o en lenguaje común, representan un cúmulo de ideas que al final dan como resultado una rica lectura para aquellos que deseamos promover en los hombres conductas sanas y acordes con sus vidas.No es malo divagar, no es malo plantearnos tantas preguntas ni dar tantas opiniones. Lo malo sería el momento en que nos mantengamos en silencio y ocultemos lo que en verdad queremos decir, lo que en verdad está sucediendo.Creo que es hora de ver este tema desde un punto de vista humano, social y afectivo, claro, sin alejarnos tanto de las cifras.Saludos.

    Me gusta

  19. Seguro, Venezolano. Escribiré un post ampliando sobre ese comentario. De todas formas creo que se referían a la entrada original, la que abrió el blog. Está en agosto 2007 y se llama “las etiquetas necesarias”.Y sí, salúdame si me ves en la calle, sin pena que, si soy yo, te saludo de vuelta y si no soy yo, pues a lo mejor haces un amigo inesperado.Gracias por el comentario Erasmo, sonó bien político, me imaginé a alguien diciendo eso en un podio para campaña electoral. No has pensado en tirarte a algún puesto político? Necesitamos gente diversa y conciente en esas áreas. =)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s