Sobre el Intercambio Sexual y el Enamoramiento

Un visitante preguntaba, en los comentarios de la entrada “¿Con cuánta gente?”, sobre la separación entre el comportamiento y el afecto.  Creo que he tocado este tema en algún lugar del blog, pero paso a comentar algunas cosas a petición de EL VENEZOLANO.

La consulta del Venezolano va más en la línea de personas que tienen comportamientos (conducta) homosexuales pero que son incapaces de sentirse afectivamente ligados a personas de su mismo sexo.  A saber, gente que puede experimentar excitación sexual/corporal con personas del mismo sexo (tener erecciones, eyaculación y orgasmo, por ejemplo) pero no puede sentir ese enamoramiento por sus parejas.

En primer lugar, debo recordarles que no todos los encuentros sexuales van acompañados de ese enamoramiento.  Y esto es independiente de la orientación sexual, es decir, los hombres heterosexuales NO están enamorados de todas las mujeres con quienes se acuestan y viceversa.  ¿Por qué habrían de enamorarse los hombres o mujeres gay de todos aquellos con quienes tienen intercambio sexual?

La gente es perfectamente capaz de tener sexo sin amor (o sin aprecio, lo cual habla de otras cosas) y de tener enamoramientos muy intensos o una afinidad afectiva muy fuerte hacia alguien sin sentir el más mínimo deseo de acostarse con esa persona (¿alguno de ustedes tiene amigos? son como los hermanos pero tú los escoges ¿sí ven?).

Ahora bien, esta forma de funcionar produce muchos problemas en las relaciones/interacciones entre dos personas, porque no siempre las dos personas (suponiendo que sólo son dos) sienten lo mismo.  Los casos de “yo me enamoré y él no” o de “me quiere ver todos los días y la verdad es que me asfixia” son incontables.  Alguno de los dos saldrá lastimado y un corazón roto puede volverse muy duro y malvado si no sabe cómo sanar.

La escisión (separación) entre comportamiento sexual y afecto puede tener que ver más con el juego específico que debe darse para que se produzca un verdadero enamoramiento.  Porque tener intercambio sexual es relativamente fácil y voluntario (en la mayoría de los casos) pero enamorarse está completamente fuera de nuestro control consciente.

Lo cierto es, señores y señoras, que la conducta sexual (tan primitiva y básica como es) expresa muchas cosas en los individuos.  No siempre expresa que se está enamorado, aunque es increíblemente satisfactorio cuando es así y, debido a eso, algunas personas hacen la diferencia coloquial entre “tener sexo” y “hacer el amor”.  Quien lo ha vivido, sabe de lo que estamos hablando.

blogPero el intercambio sexual expresa mucho más que eso en diferentes personas y en diferentes momentos de la vida.  Desde los adolescentes que pueden estar explorando sus nuevas capacidades, hasta quien tiene sexo anónimo con gente extraña como forma inconsciente de repetir un abuso sexual temprano, a manera de descargar un impulso que no se permite expresar de otra forma o bien como ganas de “quitarse la calentura” en un momento en que no tiene pareja.  También existen quienes utilizan su sexualidad para “someter” a otras personas y de esa forma obtener una sensación de superioridad (lo cual probablemente habla de su sensación inconsciente de profunda inferioridad que requiere semejante conducta para compensarse).  Sí señores, las violaciones y las formas reales de sadismo sexual (no los juegos inocuos en parejas) no se tratan de sexo, se tratan de “poder”.

Si cruzamos estas expresiones con el tema de las orientaciones, encontramos que es curioso y bastante frecuente cómo algunas personas reportan que pueden solo enamorarse de un sexo pero sentirse más sexualmente atraídos hacia otro.  Así, vemos a hombres “enamorados” de sus esposas pero que describen su sexualidad matrimonial como algo “frío” o “aburrido”.  Uno de mis primeros pacientes (allá por 1903) me dijo que era “como tener sexo con un muerto, inmóvil”, pero describía sus intercambios sexuales con otros hombres como algo mucho más intenso y que le resultaba satisfactorio (excepto por el sentimiento de culpa posterior, lo cual nos confirma el conflicto interno que vivía esta persona).  En casos como este es importante evaluar en qué medida ese comportamiento heterosexual es solo una maniobra inconsciente que permite al individuo sentirse más normal y masculino (habría que revisar su concepto de masculinidad), también es importante considerar si su comportamiento homosexual es una maniobra que le permita incrementar una intensidad sexual que siente imposible con el sexo femenino, tal vez sienta a las mujeres muy frágiles, tal vez se sienta a sí mismo demasiado poderoso.  ¿Sí ven que todo está en la mente? Las posibilidades son infinitas y, como siempre, es importante ver un caso a la vez.

Espero sus comentarios… vaya, una entrada larga y un poco pesada esta vez.

Saludos!

Anuncios

11 comentarios en “Sobre el Intercambio Sexual y el Enamoramiento

  1. Anónimo

    Hola Alvaro eres un SOL, gracias por la respuesta, basicamente me respondiste en el ultimo parrafo, pero creo que mi pregunta fue un poco cerrada y te hice pensar que era dirigida al comportamiento sexual, afecto y cognicion, pero lo que en realidad deseaba conocer, es en forma mas amplia, cuales son las causas para que el ser humano en su comportamiento (no solo sexual) se desligua del afecto y la cognicion. No se si me explico. como el ejemplo que diste sobre el papa que les pega a sus hijos porque cuando el fue infante tambien le pegaron pero ahora no se acuerda como el se sentia cuando le pegaban. En cuanto a desligue de afecto en el sexo eso lo tengo claro, tengo mi propio pensamiento que coincido contigo, hasta siento que es una desligacion que se aprende.Es como el ejemplo que diste de tu paciente, la cognicion le estaba haciendo desligar el afecto del sexo. El se podia enamorar de una mujer pero no de un hombre, eso lo aprendio, forma parte de su cognicion, su cognicion no le parmite entregarle afecto a un hombre pero si a una mujer. El al compartir con un hombre, no necesarimente sexo jamas se va a enamorar hasta que el re-evalue lo que esta escrito en piedra en su cognicion. Esta es mi teoria, vivda y comprobada. En tu respuesta veo que el tema es bien complejo y hay que ver caso por caso, yo pense que la desligacion de los 3 conceptos en el ser humano en un momento dado tenia una razon de ser especifica.A menos que la respuesta sea mi teoria (la cognicion es la de la vaina) jajajajaja P.D. Hoy despues del Poveda Show jo van a repetir el especial de sexo y droga por TVN El Venezolano

    Me gusta

  2. Anónimo

    ¡Fantástico, Álvaro!Éste es un tema que siempre aparece “on and off” en mi blog. Y casi siempre termino refiriendo a los lectores a tus letras, que son académicamente perfectas.Mi blog se ha convertido en un diario… de manera que la “academia” va soslayada. Hey, no tiene nada de pesado lo que has escrito…Otra cosa, el dibujito no deja leer todo el texto.A.d.o.

    Me gusta

  3. Hmmm… bueno Venezolano, va otra entrada con ese tema. Y sí, la cognición tiene un poder incalculable, porque así como piensas sobre algo sueles sentir sobre ese algo y en base a eso, pues actúas.Va la entrada que sigue sobre ese desligue más general. Alejandro, quisiera yo hacer un blog personal, más tipo diario. Pero no es un espacio para eso. Qué bueno que tú si puedas.Saludos,

    Me gusta

  4. Erasmo

    Cierta vez alguien me dijo: -No te enganches… puedes salir mal de todo esto-. Estas palabras jamás las he olvidado. Pasó algo de tiempo y la misma persona me dijo: -Eres muy intenso… ten cuidado-. Advertencias. Eso fueron esas dos expresiones.Es un tema complejo y difícil cuando están mezclados los sentimientos/afecto y el sexo/físico. Es verdad, no podemos controlar nuestros sentimientos cuando estamos al borde de enamorarnos perdidamente de esa persona que nos trae locos. Pero para poder llegar a eso están involucrados desde el primer cruce de miradas hasta la sensación de descanso e inmenso placer que se tiene luego de haber hecho el amor con esa persona, en este momento es que cambian las cosas por completo, y se pinta un panorama donde los sentimientos de los dos van más allá que un simple “acostón”.En mi caso, mientras va pasando el tiempo puedo darme cuenta si en verdad me estoy enamorando o no de esa persona, claro… luego de compartir muchas cosas y conocerse cada día más. ¿Y qué hacemos con los famosos ‘flechazos’? a la gran mayoría nos ha sucedido… quizás sólo sea el momento preciso en que la química se apodera de nosotros y trabaja en con varias reacciones. Mmm… vamos! que ese no es cupido. Pero sí, admito que soy intenso, desde la punta de mis cabellos hasta la planta de mis pies, y es algo que en ocasiones no puedo contener; y esa intensidad también la aplico en mis estudios, en mi trabajo y en las cosas que me gusta hacer. No sé qué tan bueno o qué tan malo sea esto, y me da miedo porque no sé qué tanto mal puedo causar a la otra persona, y luego hacerme mal a mi mismo (haciendo referencia a la advertencia que me dieron).Siempre se espera (o se cree) que el chico con quien estás saliendo y posiblemente intentando algo más serio, sienta lo mismo que tu, o que vaya al lado tuyo con la misma intensidad con la que uno va. Sí… hay ocasiones en que eso es recíproco, pero hay que estar claros en que no siempre va a ser así. Pero ¿cómo controlamos el enamoramiento? ¿Cómo controlamos esa intensidad? Creo que las respuestas las tenemos nosotros mismos, solo que en ocasiones no las queremos escuchar. Usar nuestra sexualidad para ‘someter’ a otro y luego convertirlo en víctima de un poder disfrazado… No! Respeto la vida de cada quien, pero no comparto esa idea, sólo provoca auto-destrucción y una forma de manipular tanto los sentimientos como la vida misma de la otra persona. Nadie se merece que le hagan eso.¿Cuántos conflictos internos podemos llegar a tener? Si ellos son la causa de todo lo que pasa en nuestro interior, entonces es hora de sentarnos, vernos y escucharnos a nosotros mismos. No esperemos que nos hagan advertencias. Nuestro comportamiento sexual y la manera de enamorarnos son dos armas muy poderosas cuando se unen…Saludos.Pd. En atención al último comentario de Alvaro, también me sucede que escribo lo que siento en el momento, si lo dejo para después es diferente, quizás por eso mis comentarios sean algo extensos y complejos.

    Me gusta

  5. Anónimo

    Bueno, Álvaro, ya yo estoy fuera del ruedo profesional. Por eso me puedo dar la libertad de escribir un “diario.”Pero, como al final va a ponerse en libro, es una forma de dejar un documento para que mis nietos conozcan mejor a su abuelo.Y, sí, no puedo dejar de meter mis cuñas docentes …. maña que me agrada…A.d.o.

    Me gusta

  6. Anónimo

    Hola Erasmo leyendo tu respuesta me senti identificado con varias cosas: soy una persona intensa, cuando algo me gusta en todo los sentidos, voy detras de eso, hasta ahora la intensidad en muchas ocasiones me a beneficiado y en otras,no tanto, pero me recomendaron lo mismo que a ti, hay que tener cuidado en quien vas a depositar esa intensidad o en que.Tambien soy de los que escribo cuando me pasa algo, tambien puedes ver que mis escritos son largos y complejos, cuando quiero averiguar, conocer, bailar, opinar, conversar, tener sexo, sonar, etc. lo hago de forma intensa. Creo que por eso hasta una depresion que pase fue tan intensa, porque los aspectos que la rodearon eran intensa. Pero feliz me sinto de ser intenso, me gusta ser asi, siento que vivo las cosas sencillas de una manera tan rica, a diferencias de otros. Cuando leo un libro, me sumerjo, en la convivencia con las personas extraigo tanto, cosas buenas y de las cosas malas tambien, para evitarme los trancasos que ellos se han dado. con respecto al lo que dices del enamoramiento, articulandolo con el tema de esta entrada, me recuerda a una obra que fui a ver la semana pasada en el teatro ABA, Echale la culpa a cupido, el efecto de la cognicion, en la relaciones amorosasEl Venezolano

    Me gusta

  7. JOE

    Este tema es interesante, aunque algo subjetivo. Yo pienso que hay que ser sincero consigo mismo, el enamoramiento es subjetivo y en cierta forma irracional, impulsivo y si uno se deja llevar se puede dar un buen golpe que te dejaría marcas como menciona Alvaro, que a lo mejor no sanen bien y termines odiando que es lo opuesto a amar a alguien. Hay que ser cuidadoso en esto, uno debe conocer bien a la otra persona o tomarse el tiempo para conocerla antes de dejarse llevar por puros sentimientos que a lo mejor no tienen bases, simplemente uno puede estar deslumbrado, ser un poco racional te hace detenerte y tener cuidado. Es muy cierto lo que se menciona que algunas veces “las personas se sientes asfixiadas por la otra persona”, lo que sucede en este caso, no es porque no se quieran, sino porque son personas diferentes en su forma afectiva uno es más dependiente del otro, y esto empieza a hacerse un problema, o el otro caso, “Yo me enamoré y él no”, esto pienso debes resolverlo antes de que llegue lejos, si estas claro que ya no sientes lo mismo que al principio por la otra persona(si son pareja o aunque no lo sean), mejor cortar por lo sano y no vivir engañado. Es importante tener claro que no ambas personas pueden querer de la misma forma, cada uno lo hace de manera diferente, no es que uno ame más que el otro, sino que cada uno es distinto como este blog lo encabeza.“Mejor ser deseado que sobrado” estar con alguien es bueno cuando ambos sienten atración, afecto, sobretodo respeto por la otra persona, es lo ideal, pero no siempre es así, y algunas personas se aprovechan de la desventaja que puede ser que uno de los involucrados esté enamorándose, mientras la otra persona está conciente que eso no no es lo que quiere con esa persona, pero aún así siguen con el juego,(a lo mejor porque es una parte “aprendida” como lo que se mencionaba del padre que castiga al hijo y el hijo al ser adulto hace lo mismo con su hijo). lo mismo es aplicable me parece, en el caso de personas que cuando se relacionan no lo hacen con una sola persona, sino que viven triángulos, y siempre que terminen una relación, vuelven con el mismo ciclo de otro nuevo triángulo, lo que hace todo 3 veces más complejo, doloroso y no saludable.Sobre las relaciones entre heteros casados y que buscan relaciones intensas con hombres, puedo mencionar el ejemplo de un amigo del exterior casado con hijos, que me decía, nunca te curas de esto amigo(hablando del deseo por estar con otra persona de su mismo sexo), puedes controlarlo, pero siempre aparece ese deseo, auqnue yo ame a mis esposa y a mis hijos, (hablo de una persona madura que me hizo ese comentario), sería bueno desarrollar más este tema a parte.Buenos los comentarios de venezolano, gracias por traer interesante tema.Slds.

    Me gusta

  8. Anónimo

    Si un tipo mantiene encuentros sexuales con un gay durante mucho tiempo (tres años) en donde se encuentran para tener sexo una vez por semana (aun cuando al principio, los encuentros no fueron tan frecuentes) y el tipo es sumamente tierno y cariñoso y ademas desarrolla cierta relación amistosa. Podemos pensar que el tipo es Homosexual?En realidad, lo que quiero preguntar es ¿Como saber si el tipo tiene realmente una orientación homosexual o mantiene un comportamiento sexual homosexual?Ahora bien, y si el tipo comenzo siendo activo y ahora es tanto activo como pasivo? Esto indica algo.

    Me gusta

  9. Anónimo, tu pregunta es interesante y en ella misma va la parte de la respuesta. Es decir, el “tipo” está manteniendo definitivamente una conducta homosexual desde el mismo momento en que tiene encuentros sexuales con personas de su mismo sexo. No hay forma de negar eso. Ahora bien, de allí a que tenga una orientación homosexual es difícil decirlo, es posible que tenga una orientación bisexual, por ejemplo, si es que se siente atraído hacia hombres y hacia mujeres a la vez o varía de una a la otra por períodos.Según mi perspectiva, si siente deseo sexual por una persona de su mismo sexo, si practica actos sexuales con una persona de su mismo sexo, si tiene un vínculo afectivo intenso hacia esa persona de su mismo sexo (que va más allá de la amistad) y tiene además conciencia de que posée esos elementos (deseo, actos y sentimientos) el “tipo” debe estar listo para reconocerse a sí mismo como homosexual.Creo que te toca averiguar si posee todos esos elementos y está conciente de ellos.Por otro lado, toma en cuenta que su sexualidad puede estar expresando muchas cosas. Tal vez no tenga necesariamente capacidad de enamorarse de otro hombre, sino que su comportamiento sexual responda a alguna otra necesidad no resuelta hacia la figura masculina. Es complicado, lo sé, pero no bastan los comportamientos para definir la orientación. Otros elementos deben coexistir y estar integrados entre sí.A veces las personas sienten deseos pero no se dan cuenta, o desarrollan estas supuestas “amistades” muy profundas y no se dan cuenta que lo que han establecido es un enamoramiento. O bien practican sexo homosexual pero se niegan a sí mismos que “desean” al otro.Sobre ser activo y luego ser pasivo, pues es bien sabido que muchas personas solo se permiten ser pasivos luego que han podido pasar una barrera de confianza. Solo si se sienten cómodos pueden llegar a permitirse algunas prácticas sexuales, como ser pasivo, por ejemplo. Eso pasa mucho en las parejas gays. Habría que ver si es este su caso o no. Tal vez este “tipo” esté lentamente explorando su sexualidad homosexual. Pero no puedo asegurar que algún día se reconozca a sí mismo como tal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s