Sobre el Exhibicionismo

Comentando con un fotógrafo online sobre el desnudo masculino, acabamos hablando del exhibicionismo y la diferencia entre hacer un buen arte, la necesidad cultural de ocultar los genitales masculinos vs. los femeninos y la tendencia a mostrar penes y testículos solo porque sí (todo esto en diferentes formas de arte visual).  Pensé que lo que le escribí podría ser interesante para postearlo aquí, así que aquí va la traducción:

“El comportamiento exhibicionista es algo curioso.  ¿Sabías que cuando ese comportamiento es considerado psicopatológico solo es aceptado como diagnóstico en hombres?

Y si rastreas el significado de ese comportamiento en al menos algunos de los hombres diagnosticados, varios encuentran una necesidad de que la existencia de sus penes sea reconocida por otras personas.  Es como necesitar ser reconocidos como hombres o que otra gente certifique que de hecho tienen genitales masculinos o que los mismos son suficientemente grandes o amenazantes o deseables, etc.  Al final todo acaba en una sensación de falta de integración de su masculinidad. 

Es curioso y pienso que mucho de esto tiene que ver con el hecho de que, como cultura, no aceptamos el pene como parte del cuerpo, lo escondemos y enseñamos a nuestros hijos e hijas que debe estar oculto, pero tener un pene y testículos es, en última instancia, parte de ser un hombre (por eso, perder un testículo por cáncer es un golpe tan duro para muchos pacientes) y cada persona necesita ser reconocida como un todo, no solo como partes separadas.”

Poniendo las cosas en el contexto de este blog y saliendo un poco del tema del arte, es importante considerar esa sensación de integración de la sexualidad al resto de las partes de un individuo.  Aumentar esa integración es saludable, aunque hacerlo NO significa que podamos exhibirnos frente a nuestros hijos e hijas solo por pensar que “es de lo más natural”.  La idea es más bien que vayamos aprendiendo y enseñando a las próximas generaciones a estar más cómodos con su propia sexualidad y la sexualidad de otros.  Si miramos con vergüenza la realidad de que los hombres tienen penes y que son de todos los tamaños, colores y formas (ya ven que hay diversidad en todo) más nos costará integrar otras formas de diversidad, como las orientaciones sexuales, por ejemplo.

Dicho esto, me retiro a descansar (sigo enfermo) con mi caja de pañuelos desechables y mi pijama de CSI: Crime Scene Investigation (no pregunten).

Saludos!

Anuncios

4 comentarios en “Sobre el Exhibicionismo

  1. erasmo

    Todos estamos atentos a los Juegos Olímpicos durante estos días y sobre quiénes rompen los famosos records mundiales, pero muchos no saben que la historia de las olimpiadas se remonta a la exaltación de la figura masculina cuya génesis es la Grecia antigua, en que los atletas practicaban las diferentes disciplinas deportivas desnudos, al considerar la desnudez y la exhibición de sus genitales como atributos de plena hombría, es por eso que a los artistas del Siglo IV y V, les interesaba el estudio del cuerpo humano hasta su más mínimo movimiento. Esto del desnudo masculino no es de ahora, si no de tiempos remotos, y así allí donde podemos encontrar su verdadera razón de ser.Con el pasar del tiempo nos preguntamos ¿de dónde ha surgido el impulso a ese ocultamiento? ¿Qué tienen de peculiares tales órganos frente a la nariz, las orejas o la boca, que con entera naturalidad llevamos al aire? ¿Acaso no son también parte de nuestro cuerpo? Creo que tiene que ver con el pudor. Dicen que nos tenemos que vestir porque debemos ocultar nuestras partes púdicas, porque es vergonzoso andar por la calle desnudos, porque va en contra de la ley, la moral y las buenas costumbres. Que alguien salga a la calle así para que vea como: 1.) la gente se asombre 2.) la gente se asombre y empiece a gritarle obscenidades o groserías, 3.) produzca accidentes inesperados; o en el peor de los casos 4) se lo lleven detenido, porque la “ley” así lo prohíbe. En el último caso se vale el dicho de que las leyes se hicieron para romperse.El hombre ha creado tantas leyes como le ha sido posible. Prohibir la exhibición de los genitales e incluso censurarlo para que los niños no vean esas imágenes desde pequeños ha sido una de las más pesadas tareas. Lastimosamente los medios de comunicación no han hecho su labor como tales, lo único que han producido es el nacimiento de tabúes y el desarrollo de formas de pensar adversas a lo que orientación y educación sexual se refiere.Por otra parte, las escuelas. A los niños les empiezan a explicar el funcionamiento de sus partes genitales desde los 7 u 8 años, cuando desde que nacen ya tienen un contacto muy íntimo con sus órganos, claro, de una manera muy diferente a la de un adolescente de 15 o 16 años. Es verdad que son los padres los que en teoría deberían ir inculcando a sus hijos los conceptos sobre su sexualidad y la diversidad que puedan encontrar en la misma, pero seamos realistas, los padres de hoy no hacen eso, están preocupados por tener un hijo económicamente rentable (que vaya a un concurso de canto, que cante, que gane y vaya a Latin American Idol y gane mucho dinero), dejando a un lado estos temas, para que en el futuro, aquel adolescente, que antes era un niño, se encuentre con múltiples problemas con su sexualidad y hasta con su personalidad.Si, de nosotros depende que las próximas generaciones manejen mucho mejor el sentido de la integridad entre su sexualidad (físico/mental) con la diversidad de seres humanos que se encontrará en el transcurso de su crecimiento, pero si somos pocos los que pensamos así, las “leyes de los hombres” nos prohíben hacer ciertas cosas, y cleros completos nos censuran, el trabajo será un poco difícil, más no imposible. Saludos.

    Me gusta

  2. dr.r.

    Sabes yo alguna vez medité sobre eso, sobre la diferencia en como se maneja el desnudo masculino, vs el femenino. Tanto que incluso en el arte la figura femenina desnuda es mucho más común, permitida. En los carnavales de Rio, pasean mujeres desnudas, nunca hombres (o no los sacan por televisión ??)A mi la verdad me parece injusto, es sexista, es discriminación. Y la mujer tiene la culpa de que se explote su cuerpo.Pero tengo una pregunta ¿Y si lo que te gusta es ver?¿si andas pescando bultos en las calles, gym o en los ajostados uniformes olímpicos? ¿Hay desintegración de la percepción?

    Me gusta

  3. Erasmo, estamos en lo correcto… vamos a hacer una campaña para que los juegos olímpicos sean desnudos de ahora en adelante… SÍ SEÑOR!!! (Perdón… esa fue mi vocesita mundana y primitiva que se escapa de vez en cuando)Bueno (ahí va mi vocesita clínica), curiosa tu pregunta Dr. R. Muchas veces quien presenta comportamientos exhibicionistas tiene también aspectos voyeuristas importantes. A veces pasan como por periodos de un lado y luego del otro. Desde ese punto de vista pueden haber algo de desintegración en el voyeurismo también. Acabo de pensar específicamente en el voyeurismo gay (en el gym, por ejemplo) y qué significado tendría en la mayoría de quienes lo realizan.Ojo, estoy hablando de cuando el exhibicionismo y el voyeurismo son psicopatologías, ya que no siempre es así. ¿A quién no le gusta mirar de vez en cuando a alguien con un cuerpo atractivo que nos guste? Eso es voyeurista por el acto, pero no es patológico a menos que cumpla otras características.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s