En los Cortes Comerciales

He visto, durante los últimos años, cómo se presenta una y otra vez en los medios la imagen de una mujer poderosa y en control de la casa, con la capacidad multitareas de criar hijos sanos (y sin problemas de apego materno) y ser una profesional trabajadora que pasa 18 horas diarias en la oficina, además de lucir como una supermodelo y tener el cabello perfecto con microbolitas enriquecidas con protoplasma de genes de diosa del olimpo (lo último para la fortaleza de la raíz a la punta). 

Esta supermujer suele estar emparejada con un esposo que es un eterno niño, hipnotizado con el fútbol en la televisión, que sólo sabe de autos y cerveza (y a veces ni eso) y no sabe ni calentar agua en la estufa (mucho menos prepararse un plato de cereal o freír un huevo).  Es el hombre cavernícola que solo sirve para hacer que la mujer se vea mejor y que es únicamente reemplazado por una versión un poco más amable y elogiada de sí mismo cuando se acerca el día del padre… claro, para poder vender más en esa época.

Al principio, hace años, todos reímos con estas muestras (y llamo la atención sobre el hecho de que las cosas risibles muchas veces lo son por su carácter ridículo) pero, ahora que se han popularizado, no me producen mucha gracia y me pregunto si no estaremos cruzando el fino límite entre una reivindicación de la imagen femenina y una devaluación de la figura masculina.

Las mujeres deberían pensarlo mejor, me parece fantástico que se reconozcan sus capacidades porque, como siempre digo, “este mundo sin mujeres no sería igual”, pero creo que la imagen de superheroína que les están reflejando de sí mismas ha empezado a aumentar sus exigencias a tal grado que alcanza la irrealidad (porque nadie puede criar un hijo sin problemas de apego separándose de él 18 horas al día y dejándoselo al energúmeno del marido con el que se casó la mujer de la televisión).

Por otro lado, con figuras masculinas devaluadas masivamente en los medios ¿Qué le dejamos a los niños que van creciendo como modelos a seguir? Ah, ya sé… les dejamos dos opciones, a saber, ser un hombre cavernícola que no se atreve a leer algo más complejo y profundo que el periódico o… SORPRESA!! SER UNA MUJER!!.

Aunque los primeros casos han aparecido desde hace unos años, preveo muchos más problemas de identidad acercándose a toda velocidad y de manera masiva… ¿alguien tiene un velocímetro?

Claro, todo eso se refiere a la pareja heterosexual tradicional. Sería interesante que jugáramos con estas ideas si pensamos en parejas homosexuales.

¿Ideas?

Anuncios

14 comentarios en “En los Cortes Comerciales

  1. dr.r.

    La verdad estoy totalmente de acuerdo con ud. Las “comedias familiares” de ahora son un asco. Y todas pintan el mismo caso. Creo yo que es como moda, es más si lo piensas bien hasta en las de “misterio” es la mujer el personaje principal, relegando a un marido a tercer o cuarto plano. Quizá hasta cierto punto esté bien, porque antes los principales eran hombres. Pero creo que lo ideal será mostrar una familia de iguales, en todos los aspectos. Al final no sé, pero no soy de los que cree que la tv einfluencia tanto, pero de todas formas recomiendo a los que se dan a la difícil tarea de tener hijos que los saquen más o mejor que se compren un perro, como yo hice.

    Me gusta

  2. Anónimo

    Hola Doctor:Quizás las ideas que plasman en los cortes comerciales sea el reflejo de lo que a diario se vive, con o sin esposo. En el último de los casos, de diez familias 7 cabezas son madres – padres y la mujer termina haciendo TODO. Pero, también es cierto que en los casos de las familias que se mantienen con todos sus integrantes se está denigrando la figura del hombre y también se está enviando un mensaje negativo a las nuevas generaciones, perjudicando a la larga a ambas partes, ya que se fija una personalidad prácticamente inútil del hombre en la mente de la gente y también inconscientemente se sigue creando el patrón de que la mujer debe y es la responsable de hacer las labores del hogar.En el caso de las relaciones homosexuales me pregunto si valdría la pena hacer la distinción de cómo sería para los hombres y cómo sería para las mujeres gays, en vista de que los comerciales a los que hace alusión presentan personalidades por razón de sexo muy marcadas y diferentes. Saludos…

    Me gusta

  3. Anónimo

    A mí me molestó mucho cuando, durante la campaña de Mireya Moscoso, se instauró el término “madre-padre” para designar a la mujer que no necesita al hombre para criar una familia….Escribí mucho al respecto y no quiero repetirlo. Pero, ahora con la feminización del hombre hasta en la moda, creo que la pareja tradicional está pasando por una crisis de identidad.A.d.o.

    Me gusta

  4. Anónimo

    A.D.O. Dijo: A mí me molestó mucho cuando, durante la campaña de Mireya Moscoso, se instauró el término “madre-padre” para designar a la mujer que no necesita al hombre para criar una familia….Ese término no se instauró para indicar el que la mujer no necesita al hombre para criar una familia. En realidad, mal o bien, fue utilizado para designar a aquellas madres que han sido abandonadas por los padres de sus hijos y cuando no cuentan para nada con el apoyo de tales hombres y procuran de cumplir una doble función a pesar de que cada uno tiene un rol que cumplir.Saludos

    Me gusta

  5. Anónimo

    Lo malo fue que el mensaje-respuesta de muchas mujeres fue “no necesitamos hombres…” Y de ahí creo que hay muchas consecuencias aún a nivel de la orientación sexual de sus niños…A.d.o.

    Me gusta

  6. Anónimo

    Debo añadir que sí escuché muchos mensajes en los que la mujer decía que, en efecto, “no necesito de un hombre para criar mis hijos…” –añado que luego se sumaba la excepción económica.Es un tema complicado.A.d.o.

    Me gusta

  7. Yo también escuché esos mensajes, Alejandro. Lo cierto es que muchas mujeres todavía piensan que la otra mitad de la humanidad no sirve para nada y no es necesaria. Pero lo que no saben es la cantidad de problemas que les crean a los hijos si les niegan una figura tan importante como un papá o si devalúan esa figura.

    Me gusta

  8. Anónimo

    hola….siento que es el momento oportuno de que una mujer, casada, madre y profesional (excelente en todos los aspectos)brinde su opinión……les comento que este problema nos aniquila entre nosotras mismas……yo recuerdo que, por razones médicas, me quedé casi 2 años sin trabajar y me gustó tanto quedarme en casa con mis hijos, que si no tuviera la necesidad (obviamente económica) de volver a trabajar no lo hubiera hecho…..yo estoy muuy segura de mi capacidad como profesional, siempre he destacado profesionalmente, sin embargo disfruto del ocio y de las labores de madre al 100%. la cuestión es que cuando vi acercarse el momento de regresar a trabajar, le comenté a una amiga lo anterior y me dijo “muy ofendida” que yo no me podía quedar sin trabajar….que las mujeres no éramos nada si no trabajamos……lo más triste es que fue de boca de una colega psiquiatra……recordé una frase de la película “la sonrisa de monalisa”…en la que una estudiante le dice a su profesora que por qué no respetaba su decisión….siento que si hay mujeres que eligen y se sienten bien como amas de casa, tienen el derecho de disfrutarlo sin ser menos mujeres que las demás….he dicho….

    Me gusta

  9. Anónimo

    Hola…..el tema está suuuuuper interesante…..yo trabajo en Azuero y por estos rincones de la viña del señor, he observado un síndrome que yo he nombrado “el síndrome de er chichi”…. aclarando que por acá a muchos adultos sus madres le llaman er chichi (el niño)…..la sintomatología se caracteriza por una dependencia patológica hacia la madre del hijo varón…por lo general el padre está ausente o la madre se ha encargado de anularlo…….estos jóvenes establecen relaciones de pareja inapropiadas en las que esperan que su pareja actúe como la madre (madre sustituta), pero ante el primer conflicto, corren a las faldas de su querida madre…..son por lo general alcohólicos, agresores y desde una edad temprana cometen intentos de suicidio….me atrevería a decir que la mayoria padece de homofobia, sin embargo son “amanerados” en su forma de conducirse….sé que todavía tengo muuucha tela que cortar al respecto, pero esa es mi percepción…..me gustaría saber su opinión al respecto….bye.

    Me gusta

  10. Pues bienvenidas las voces femeninas… y parece que estamos de acuerdo. Las mujeres no tienen por qué sentirse inferiores si no ejercen una vida profesional como tal, de hecho, los hombres tampoco deberíamos sentirnos así. Pero nos pasa. Y esa es una de las desventajas de la posición tradicional de proveedor que tiene el varón y que, a punta de la llamada liberación, algunas mujeres han integrado en sus vidas sin siquiera advertirlo.Cuando una mujer siente que para ser mujer completa tiene que ser profesional o salir a trabajar o proveer o traer dinero, etc. Ya está experimentando lo que los varones hemos sentido durante años. Estar de este lado también tiene sus desventajas y es interesante. Yo mismo he tenido varios pacientes que hacen incluso ideas e intentos suicidas porque su masculinidad está puesta en su capacidad de proveer y, cuando les va mal en el trabajo, se sienten como si no valieran nada. Actualmente, algunas mujeres se están acercando peligrosamente a ese estado y es algo que, desde acá, debemos advertirles, para que no caigan en la trampa. Ser profesionales está bien, pero eso no define quién es uno ni la propia valía.(Lástima que el comentario haya sido de una psiquiatra, ya ven que NADIE está a salvo de ser víctima de su propia cultura)Sobre lo del síndrome… pues sí… he visto eso suceder en repetidas ocasiones. Dificultades con la interacción entre madre-padre-hijo que producen una dependencia como esa y rasgos tradicionalmente femeninos (culturalmente aceptados como tales) pueden dar indicativos importantes de una identificación distinta, es decir, no sé si estos casos que describes sean necesariamente homosexuales, pero es evidente que se ha visto afectada su expresión de género, así como su autonomía. Pensar en el suicidio en casos con ese tipo de historia me habla de una capacidad muy pobre para lidiar con algunas dificultades y, es posible y bastante probable que eso se relacione con unos cuidadores tempranos que crean una dependencia excesiva. Si dependen de otra persona con tanta intensidad estarían abrumados por los problemas al estar solos (suicidio), o se molestarían mucho con esa figura si son abandonados o separados de ella (agresores). Además su incapacidad general puede estar siendo cubierta con el acoholismo (que también es una conducta autodestructiva tipo suicidio).Hay muchas ideas que me vienen a la mente pero es importante no aplicar esto como verdades absolutas… es solo mi opinión. Es importante ver un caso a la vez.

    Me gusta

  11. Anónimo

    No comprendo por qué hablan acerca de la liberación como algo negativo. Ciertamente a causa de algunas mujeres extremistas hay algunas cuestiones que se han mal interpretado, sin embargo, si se ve con mente sobria y se analiza toda la historia y si se comprende la profundidad del significado del vocablo liberación quizás podríamos ser más tolerantes con esta parte de la historia que ahora estamos viviendo. Insisto, no me refiero a los extremos, sino al ser tolerantes con la igualdad de oportunidad y participación de la sociedad de hombres y mujeres.Antes éramos vistas como simple objetos, ahora y aún ni al cien por ciento en algunos aspectos, al menos en términos generales se nos identifica como gente que también tiene la capacidad de razonar y de desenvolrse en una vida en sociedad a la par de un hombre.Creo que si bien tienen razón en el hecho de que en los comerciales, en películas e incluso novelas se tiene al hombre relegado a un cuarto plano, es importante que él exija su lugar, como lo han hecho algunos en esta página, porque de alguna forma, y lo digo porque lo veo en el actuar de algunos amigos, un % se siente cómodo con ese lugar que le asignan en los comerciales. Saludos.

    Me gusta

  12. Bueno, puedo hablar por mí cuando digo que no me refiero a la liberación femenina como algo negativo. Pero sí creo que es importante señalar de forma responsable algunas dificultades que los varones hemos enfrentado durante años y que la mujer tiene unas cuantas décadas empezando a probar. No todo es tan bonito como se pinta de vez en cuando.Por supuesto, reconozco las ventajas y beneficios de este movimiento, por ejemplo, además de servir para muchas mujeres, ha abierto la trocha para el movimiento hacia un mayor respeto por la diversidad sexual. Eso no se puede discutir, creo que le debemos mucho a ese movimiento.Sin embargo, pienso que, a veces, para lograr un balance se necesita ir a los extremos y los papeles se han invertido actualmente. Así que tenemos a mujeres con carreras profesionales hipertrofiadas casadas con varones que encuentran muy cómodo dejar de trabajar para dedicarse a alguna actividad no solo poco lucrativa sino que requiera el mínimo esfuerzo, muchas veces ni siquiera dedicándose a cuidar a los niños, lo cual es algo bastante laborioso. Ese tipo de desbalance no es bueno para un lado o para el otro.Pienso que los hombres que se sienten cómodos en esta posición no tienen la capacidad para darse cuenta de lo que en realidad está sucediendo. Eventualmente, cuando se den cuenta, ni siquiera tendrán herramientas o recursos para tratar de revertir el proceso y lograr una igualdad real. Mi impresión es que esos hombres están demasiado castrados para hacer algo al respecto. Quien se sienta cómodo en esta posición es posiblemente quien bebe cerveza y ve un partido en la televisión como su actividad más significativa del día, casi cada día, durante mucho tiempo. Esos son nuestros peores representantes. Hay más que eso en la vida.

    Me gusta

  13. Trabajo en publicidad. Sin embargo, no estoy de acuerdo con la imagen que se maneja hoy día en cuanto a nosotros los hombres.Mas, sí debemos recordar que esto atiende al hecho de que a muchos hombres les gusta esa imagen.A qué me refiero?A que cuando se degrada la imagen de la mujer en los medios, ésta ACTUA, no en todos los países… pero deja ver su descontento.Por ejemplo, Dolce & Gabanna, se vió obligada a retirar un anuncio que degradaba a la mujer.No sé si esto sucedería aquí con una cuña de seguros de vida que mostraba una mujer corriendo y unos hombres la miran con lujuria (que tiene que ver eso con seguros de vida?).En el caso de los hombres, parece ser que hay un placer absurdo… un orgullo que no logro entender cuando se nos visualiza de manera degradante en el cine, tv, publicidad, música, medios impresos… (por qué será que me vino a la mente esa vieja serie MATRIMONIO CON HIJOS?…)El machismo absurdo que todavía se deja ver en pleno siglo XXI, ha llevado a muchos hombres a aceptar como CORRECTOS estos nuevos valores del hombre-brutus contemporáneo. El neo-cavernícola.Al final, los medios tienen como objetivo vender. Para vender, estudian a su público. A muchos hombres de ese público les gusta verse como Brutus y se identifican (no todos!). A la vez surge el descontento de los que no nos agrada que se nos denigre. Quién tiene la culpa? los medios masivos o los que consumen la imagen negativa?Yo creo que fue el machismo, que a su vez trajo como consecuencia el feminismo… Y el machismo “evolucionó” y paso a peor.Nos queda a nosotros cambiar la imagen.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s