Un día muy triste: El Closet Laboral

Y parece mentira pero a veces es más importante el closet laboral que el familiar

Eso dijo un amigo mío quien me está ayudando a armar un proyecto para la comunidad diversa.  Mi amigo (quien no es heterosexual) ha aplazado su participación hasta que consiga un puesto por el cual está compitiendo en su trabajo.  Siente que estar involucrado en ayudar a la gente gay puede jugar en su contra en términos laborales y ¿saben qué? lamentablemente tiene razón.

Su comentario me hizo pensar automáticamente en la ley de salud sexual y reproductiva y el artículo aquel que prohíbe la discriminación por orientación sexual.  Es cierto que necesitamos más que una ley para mejorar esta situación, pero el cambio cultural ha iniciado y creo que es momento de que sea respaldado en blanco y negro.

Si mi amigo decide continuar en nuestro proyecto y esto juega en su contra en su carrera profesional ¿Cómo podría defenderse de la discriminación si no existe una ley como la mencionada? (por cierto, ya leí el proyecto de ley y está bastante bueno).

¿Sí ven por qué este tipo de legislación es necesaria?

Es un día muy triste cuando la gente tiene que cuidarse de ser atacada por algo como esto.

Anuncios

13 comentarios en “Un día muy triste: El Closet Laboral

  1. Anónimo

    Es difícil salir del closet en el trabajo, porque si no te despiden eres objeto de burlas en las conversaciones de los coworkers.Se requiere más que una ley para que nuestro sociedad sea más tolerante. Las leyes no resuelven el problema, aunque hoy en dia se piense que es así. El problema es más profundo. Siempre es más profundo, pues viene de parte de la humanidad.Saludos,

    Me gusta

  2. No debemos esperar que las demás personas actúen de una forma no discriminatoria. Pienso que las leyes son necesarias, es cierto que la mayoría de las veces no resuelven los problemas, pero quién más que nosotros mismos para hacer que este conjunto de normas empieze a funcionar de una vez por todas.Esta ley reconoce y reafirma derechos inherentes a la persona (sin ningún tipo de distinción). Panamá está muy atrasado en el desarrollo de este tipo de leyes, pienso que este sería el primer paso, y uno muy bueno.No es una obligación salir de closet en el trabajo, pero que se apruebe la ley, y que mañana me digan que me botan de mi trabajo por el simple hecho de ser gay, tendré en ese momento una base legal que me protege y les dice que no me pueden botar del trabajo por ser gay -Art. 5- (hey! no nos dejemos, hagamos valer nuestros derechos). Hay temas que tiene que ser bien pensados, no es oponerse por oponerse y los que estamos de acuerdo debemos transmitirle a los demás el porqué de las cosas buenas de todo esto.

    Me gusta

  3. dr.r.

    Como esos temas que caen por casualidad, estaba yo conversando con un amigo y me acordé de aquí de inmediato.Él me cuenta que en su trabajo despidieron a dos compañeros por homosexuales, hasta fotos saliendo de una discoteca de ambiente les tomaron. Dice mi amigo que los dos sujetos se fueron cayaditos, que mejor irse a hacer un escándalo para exigir sus derechos y que las demás personas supieran que ellos eran gay.Me pregunto entonces, ¿de qué servirán las leyes si no estamos dispuestos a reclamar nuestros derechos?

    Me gusta

  4. Bueno, es una pena lo que les pasó a ellos Dr. R., creo que es algo de doble vía. La gente tampoco puede reclamar sus derechos si esos derechos no están en blanco y negro. No hay ley que los ampare así que si peleaban contra su empleador, lo más seguro era que lograran únicamente un escándalo que los empujara fuera del closet, los dejara expuestos y desempleados.Sería bueno ver a esas dos personas que despidieron, pasando por la misma situación pero con una ley vigente. ¿Se atreverían a reclamar sus derechos? Tal vez no, pero al menos tendrían la opción de hacerlo. Amanecerá y veremos.

    Me gusta

  5. Alvaro y Dr. R, a eso mismo me refería en mi comentario anterior. Otro asunto es que esta ley está creada según los preceptos de nuestra Constitución Nacional y reforma una ley sobre el mismo tema del año 1941, así que más peso legal tendrá una vez sea aprobada, y con más razón se podrán reclamar estos derechos.

    Me gusta

  6. Recuerdo que cuando dirigía APACSIDA y algún familiar de alguien con VIH sentía que había discriminación lo instaba a dejar la queja por escrito….para nosotros darle seguimiento. “Lo que no se escribe, legalmente, no existe…” Mucha gente se atrevió y, por ejemplo, gracias a ello los odontólogos en la Especializada tuvieron que atender personas con VIH.De manera que, sí, hay que luchar por legalizar lo que se deba legalizar.A.d.o.

    Me gusta

  7. Luna

    Realmente no comprendo cuál es la euforia de ciertos sectores en negarse a una ley que establece la obligatoriedad del Estado de educar sobre la salud sexual y reproductiva, ya que lamentablemente por la carencia de ese deber explícito y de la mala información que recibe la población, fundamentalmente los jóvenes, es que toman malas decisiones.Meses atrás decía un ginecólogo del Santo Tomás, que del total de pacientes embarazadas que le llegaban a su consultorio, el 70 % son jóvenes que tuvieron relaciones sexuales por la presión social y por muchas otras causas, pero que no tenían idea siquiera de la existencia de los métodos anticonceptivos y de su funcionamiento, las consecuencias de las relaciones sexuales (hijos, enfermedades, etc) o de cuestiones tan simples como que no era necesario tener relaciones sexuales para demostrarles a sus noviecitos que los querían. Aunque parezca de novela es el día a día que pasa sobre todo en la juventud panameña, a la cual de manera generalizada se le cataloga como que saben más que muchos de nosotros cuando teníamos esas edades, pero lo que no decimos es que lo que saben es una mala información, alimentada por el morbo de los reggaes, películas, novelas y medios de comunicación. En esta línea también se encuentra la gente (sobre todo las mujeres) del campo que se llena de hijos y que viven en pobreza y no pueden esterilizarse, porque hoy día los médicos no las dejan, porque no tienen 30 años, pero a los 20, ya cuentan con 3 hijos; o porque los esposos no las dejan por puro machismo y su inseguridad masculina de que si lo hacen pueden tener relaciones con otros hombres y no se entera porque no le va ver una barriga. Por otro lado, hay opiniones que indican que esta educación se debe dar en las familias. Pero, qué familias tenemos en Panamá? La mamá que tuvo hijos en su minoría de edad, por también estar desinformada y que sin terminar su educación formal trata de “educar” o más bien criar a sus hijos sola porque su pareja solo lo fue en el momento del acto sexual y hasta minutos antes de enterarse que la mujer esperaba un hijo. Se repite la historia, es una cadena. Aunado a esto, la Ley estipula el respeto que debe tener la ciudadanía hacia las personas que tienen preferencias sexuales distintas a las heterosexuales, garantizando de manera expresa la tolerancia y el respeto frente a cualquier tipo de preferencia sexual. Estableciendo así la prohibición a la discriminación por cualquier causa. Por tanto, ante esta ausencia y este gran vacío que es una realidad, le corresponde al Estado como garante de la salud de las personas brindar esta educación a la población. Las leyes no solucionan los problemas pero crean los marcos y las directrices de la vida en sociedad.

    Me gusta

  8. Anónimo

    Super amiga Luna veo que publicaste tu comentario sobre el proyecto de ley, gracias por enviarme copia de la ley la necesitaba. Tambien publique tu comentario en el Blog de Canton.Ahora que mencionas a los padres que deben educar sexualmente a sus hijos, me trae a la memoria la llamada que recibio mi mama, de una vecina que tambien es educadora, para preguntarle como explicarle una pregunta que le hizo su hijo de 6 años. El niño le conulto porque cuando veia a una mujer con poca ropa en la television se le ponia el pene duro. La Vecina llamo a mi mama, porque no sabia como abordar a su hijo para darle respuesta sobre su pregunta(ella sabia que decirle pero la pena se la comia) y llamo a mi mama porque ella tiene 3 hijos varones y de repente ella tenia mas experiencia con esos temas. Mi mama cerro el telefono y me miro con cara de pena y mucha risa, y me conto lo que pasaba, me consulto la respuesta que le daria a la vecina. Para ese tiempo yo tenia como 16 años. Ella le habia dicho a la vecina que viniera hasta la casa pero hablar mejor.siento que mi mama tiene la capacidad para hablar de sexualidad, pero no con sus propios hijos. El Venezolano

    Me gusta

  9. Me identifico con este post.Resulta que vivo con mi familia y en un aspecto súmamente importante dependen de mi económicamente y salir del closet es casi imposible cuando tu familia puede verse afectada por una decisión personal.No tengo reparos hoy con que se sepa si soy homosexual, ni tengo que dar explicaciones a nadie. Pero sería muy feliz si mi sexualidad quedara tácita en el ambiente laboral al igual que la del hétero. Por dios! No quiero vivir con letreros en la cabeza, pero tampoco escondiéndome.Trabajajo en una empresa donde mis compañeros dicen ser de mente abierta, pero hacen comentarios muy desagradables sobre los homosexuales, donde mi propio jefe se pregunta cómo hacer para saber si un entrevistado a una plaza en la empresa, es gay?De ahí que me pregunto, en el tema de las leyes que se comenta aquí, de qué sirve que no puedan despedir de la empresa a un empleado por ser homosexual, si en los pasillos se rumora de éste, si la burla o el rechazo es el plato diario en ese trabajo donde pasará más horas que en su casa?A mí no me preocupa mucho el rechazo, por que soy bueno haciéndome escudos emocionales. Mi lema es no hacer amistad muy cercana con los colegas. Me concentro en mis actividades por las que recibo un salario quincenal y punto.Pero, NO TODOS SOMOS IGUALES. Y la realidad (fuera de mi escudo bueno o malo, lo que ya es harina de otro costal) es que el ser humano es sociable por NATURALEZA. Y la realidad es que el escudo protector no siempre funciona. Falla cuando nos acordamos de que necesitamos relacionarnos con los demas, SENTIRNOS PARTE DE, PERTENECER A… en este caso parte del lugar donde se labora. Eso es de humanos.Una ley, puede impedir despidos por causa de la orientación sexual. Pero, ésta debe estar acompañada del tema del respeto a dicha orientación en base a la dignidad de toda persona.Lo que sí me duele es saber que la mejor forma de mejorar las cosas, no sólo está en una ley, si no cómo somos (todos como sociedad). Me duele porque sé que mi NO SALIDA al 100%, y mi NO DEFENSA de mi identidad (que justifico y otros pueden criticar) promueve a la vez, lo que en líneas anteriores comenté sobre el lugar de trabajo.Y así habemos muchos.

    Me gusta

  10. Me identifico con este post.Resulta que vivo con mi familia y en un aspecto súmamente importante dependen de mi económicamente y salir del closet es casi imposible cuando tu familia puede verse afectada por una decisión personal.No tengo reparos hoy con que se sepa si soy homosexual, ni tengo que dar explicaciones a nadie. Pero sería muy feliz si mi sexualidad quedara tácita en el ambiente laboral al igual que la del hétero. Por dios! No quiero vivir con letreros en la cabeza, pero tampoco escondiéndome.Trabajajo en una empresa donde mis compañeros dicen ser de mente abierta, pero hacen comentarios muy desagradables sobre los homosexuales, donde mi propio jefe se pregunta cómo hacer para saber si un entrevistado a una plaza en la empresa, es gay?De ahí que me pregunto, en el tema de las leyes que se comenta aquí, de qué sirve que no puedan despedir de la empresa a un empleado por ser homosexual, si en los pasillos se rumora de éste, si la burla o el rechazo es el plato diario en ese trabajo donde pasará más horas que en su casa?A mí no me preocupa mucho el rechazo, por que soy bueno haciéndome escudos emocionales. Mi lema es no hacer amistad muy cercana con los colegas. Me concentro en mis actividades por las que recibo un salario quincenal y punto.Pero, NO TODOS SOMOS IGUALES. Y la realidad (fuera de mi escudo bueno o malo, lo que ya es harina de otro costal) es que el ser humano es sociable por NATURALEZA. Y la realidad es que el escudo protector no siempre funciona. Falla cuando nos acordamos de que necesitamos relacionarnos con los demas, SENTIRNOS PARTE DE, PERTENECER A… en este caso parte del lugar donde se labora. Eso es de humanos.Una ley, puede impedir despidos por causa de la orientación sexual. Pero, ésta debe estar acompañada del tema del respeto a dicha orientación en base a la dignidad de toda persona.Lo que sí me duele es saber que la mejor forma de mejorar las cosas, no sólo está en una ley, si no cómo somos (todos como sociedad). Me duele porque sé que mi NO SALIDA al 100%, y mi NO DEFENSA de mi identidad (que justifico y otros pueden criticar) promueve a la vez, lo que en líneas anteriores comenté sobre el lugar de trabajo.Y así habemos muchos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s