Cinta adhesiva y mucha paciencia

Después de una experiencia afectivamente devastadora como ____________________ (inserte la última experiencia que le haya roto el corazón en el espacio en blanco), pueden haber muchas reacciones o maniobras para evitar pasar por lo mismo otra vez. 

Mi amigo Pedro (nombre ficticio), el mismo de “El ilusionista” y “volver a intentar”, me comentaba hace días sobre su incapacidad para sentir y “dejarse llevar” en una relación actual con alguien que no ha mostrado nada más que madera de buena partido.

Mi impresión es que Pedro no ha sanado por completo las heridas causadas por el ilusionista y por uno que otro intento fallido de relación.

¿Existe un tiempo estipulado para curar esas heridas? ¿Durarán para siempre?

La intención de protegerse no es algo que se pueda dejar de lado voluntariamente, después de todo uno no gobierna el afecto y cuando alguna relación potencial se presenta en el horizonte y asusta, pues asusta y listo.

Ahora bien, el caso de Pedro es contrario a los que se han comentado en el blog de cantón (link en la columna derecha) sobre “mendigar afecto”.  Pedro no busca las migajas del afecto ajeno.  Pedro es, de hecho, quien da las migajas de su propio afecto a quien está dispuesto a entregarse en una relación completa.

aloneTal vez, lo que trato de decir, es que la grama puede no ser más verde del otro lado de la cerca.  No siempre quien evita involucrarse de lleno en una relación es un(a) malvado(a) sin alma, a veces solo es alguien que no la ha pasado muy bien en intentos anteriores y habrá que decidir si uno quiere quedarse y tenerle paciencia o recoger la dignidad y seguir su camino.

Un corazón roto puede tardar en sanar pero, como dicen por ahí, “cinta adhesiva y mucha paciencia hacen la diferencia”.  Pero quien debe tener la mayor cantidad de paciencia es Pedro.

Anuncios

12 comentarios en “Cinta adhesiva y mucha paciencia

  1. Eduardo

    Experiencias previas dejan heridas y temor por arriesgarse nuevamente. Pero, ¿vamos a privarnos de “vivir” por ello? En mi caso, he decidido intentarlo una vez más y no perder la oportunidad de estar con alguien genuino y valioso, y que quiera seguir esta vida juntos. Como me dijo un amigo hace unos días: “De eso se trata la vida, de arriesgarse”.

    Me gusta

  2. Pero, hay que estar seguro de que el riesgo no va a causar un daño permanente en la salud mental… Por eso no siempre se debe pensar que “la otra persona” tiene algo “malo” porque decide protegerse y no encaramarse en un potro que lo puede volver a tumbar…Claro, no se puede disminuir el valor negativo del sentimiento de soledad….. Y, no hay cinta adhesiva para cerrar ese tipo de herida…. Vaya.. hasta poético…

    Me gusta

  3. Anónimo

    Despues de mi ultima experiencia afectiva devastadora, ademas de dolor lo que senti fue rabia, porque despues de tando buscar, por fin hace su show up, para luego desaparecer. En definitiva de las dos experiencias devastadoras por la cual he pasado, he procurado aprender y la primera me ayudo para que la segunda no me doliera tanto, sin ellas dos no tuvera el crecimiento que en esa area del sentimiento poseeo ahora. Tambien pienso como el forista Eduardo cuando dice que hay que arriesgarse, porque caminando por la viña del Señor, de repente sale un hombre que Dios mio, donde estaba metido, Panama es tan chiquita y yo no lo habia visto jajajaja y Zaz se me quito la rabia que coji cuando desaparecio el ultimo persojane de mi experiencia sentimental devastadora El Venezolano

    Me gusta

  4. En mi caso fue al revés, el escudo me lo puse CASI antes de enamorarme.Yo antes de mi pareja actual tuve una especie de relación informal. Nada de novio ni pareja. Sólo éramos amigos que se distanciaron poco a poco. Yo me estaba enamorando.Si no hubiera sido por mi mecanismo de defensa mental, hubiera entregado todo los sentimientos y hubiera sufrido más. Es decir, yo sabía que nuestra relación no iba a funcionar (por razón que no vienen a este tema) y por eso me puse una coraza. Eso lo hago siempre en otros aspectos de la vida.

    Me gusta

  5. Anónimo

    A mi parecer uno es quien permite que se hagan permanentes estas heridas, y no te dejen avanzar, la vida es corta y no puedes pretender perder el tiempo en lamentarte solamente del pasado, las heridas nos sirven para fortalecernos y crecer, aprende lo que necesitas de ellas y sigue adelante, la vida es puro contraste, debe existir la luz y la oscuridad, sino como explicas la sombra, lo mismo pasa con los sentimientos, si no amas y sufres en la vida, le das valor a lo que es positivo, viendo lo que fue negativo.Es cierto que hay que arriesgarse claro, enfocándose en algo que tenga sentido, eso uno lo llega a saber…,muchas veces las respuestas están dentro de nosotros, hay que saber buscarlas. Ejemplo los negocios, sino se toman riesgos crees que las empresas no serían exitosas, se estancarían y otras empresas las superarían.Creo que la madurez de Pedro es importante en que tome las decisiones correctas, a lo mejor es muy joven y no a superado los miedos que tenemos de jovencitos.Las relaciones no vienen con manual, estas se deben construir y forman parte de dos personas, no creo que sea incapaz de sentir y dejarse llevar, simplemente tiene miedo…el miedo común que da entrar en algo que no sabe si resulte o no, eso se sabe sólo cuando tomas parte de esto, sino resulta no importa, porque es parte del proceso y sigues creciendo, es la vida un constante apredizaje, lo que si es seguro es que ya no te queda la incertidumbre de “que podría pasar” porque ya lo viviste.Es muy cierto lo de la coraza que habla el venezolano, el otro día vi a un chico en un restaurante, y me dije lo mismo “Dios Mio” este chico dónde estaba metido, me regaló una mirada que waoo, ese le quita las heridas hasta PEDRO.A veces uno por estar lamentándosey mirando para atrás, pierde lo que tenemos en frente y la oportunidad de ser felices o por lo menos intentarlo.

    Me gusta

  6. Es cierto. Pero creo que uno mismo decide cuando permitirce experimentar ciertas experiencias, buenas o malas. Vamos, la vida no es un carnaval 100% como dice una canción… También tiene ratos feos (que igual podemos usar después a nuestro favor).Creo que depende del grado de experiencia que uno mismo tenga. A mí no me gustaría torpezar con la misma piedra dos, tres… veces. Los riesgos hay que medirlos (las empresas toman riesgos, pero los miden). Pero si llegara a suceder que me fallara la coraza y me fuera mal en una relación, pues ni modo. Una experiencia más que canalizaré como mejor sea conveniente.

    Me gusta

  7. Anónimo

    Luego de leer los comentarios, me pregunté… ¿qué tan DEVASTADORA puede ser una relación? ¿? ¿? ¿?Dependerá eso de qué tan inmaduros somos emocionalmente, o de qué tan vulnarables somos o queremos ser ¿?dr.r.

    Me gusta

  8. Más que inmadurez pienso que es custión de diferentes formas de ser. Hay quienes no se entregan del todo en una relación y esto, supongo, ayuda a no tener sentir que se ha perdido al terminar. Mientras, a otros les pasa lo contrario.No acuso ni defiendo. Cuestión de personalidades.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s