Mudarse juntos

Para regresar al blog después de varios días de ausencia (por enfermedad, no por carnavales) quiero tomar el tema que un lector envió por e-mail.  Las parejas y las mudanzas.

Sucede que es bastante común encontrar a una pareja homosexual o lésbica que renta un apartamento y se muda para intentar hacer una vida por su cuenta.  Esto no debería representar ningún problema si no sucediera, frecuentemente, que la mudanza se da luego de 1 mes de conocerse.

El caso que el lector exponía incluía mucho más tiempo de interacción, pero solo de interacción a través del internet, lo cual tampoco es mucha garantía de buena percepción para ninguna de las partes.

Conocerse implica muchas cosas y el asunto no se trata solamente de sentir que “nos conocemos de toda la vida” o que “tenemos tanto en común”.  Eso es solamente el inicio de un enamoramiento que tal vez pase a algo más, pero que necesita atravesar algunas otras etapas antes de saltar a aquello de irse a vivir juntos.

Quienes estén en esta situación, no se muden todavía, por lo menos antes de pensarlo bien y calibrar las razones reales para su mudanza.  He oído tantas razones distintas que van desde “no teníamos lugar para la intimidad” hasta “es que no aguanto vivir en mi casa”, pasando por “mis papás no saben nada y no puedo llevarlo a la casa”.  Ninguna de esas razones es una razón válida para cambiar de dirección residencial.

¿Comentarios?

Anuncios

11 comentarios en “Mudarse juntos

  1. Anónimo

    si solo para comentarle que igual como psicologo creo que su articulo muestra como se toman desiciones en en este relaciones cuando las personas buscan algunos medios de irse a otra casa, ya sea que lo ven como una oportunidad de escape a las muchas situaciones que puedan estar sucediendo en sus horgares y como bien lo comentas algunas escusad de que no hay intimidad me alegro de saber que los psicologos en estas areas se busquen momentos de reflexion.

    Me gusta

  2. Anónimo

    Yo me mudé con mi actual pareja cuando teníamos once meses de relación.Él lo quería desde antes, como cuando teníamos dos meses; pero yo consideré que no tenía tiempo necesario para saber si esto iba para largo.Un día le dije a mi mamá y a mi papá, “me voy de la casa, los quiero mucho y los voy a seguir apoyando siempre, pero quiero hacer mi vida con fulanito” mi mamá solo dijo, “yo ya sabía que esto iba a pasar; suerte y en esta casa siempre serás bienvenido”Yo tenía llave del apartamento de fulanito y con mi hermano mudé todos mis chimbilicos en un día. Cuando él llegó del trabajo yo ya vivía con él. Fue mi regalo para celebrar los once meses de relación.Hasta ahora han habido verdes y maduras pero considero que somos una pareja normal y nos va super bien.Creo que fue bueno el tiempo que tomé para pensar las cosas y así darnos tiempo de conocernos.dr.r.

    Me gusta

  3. La salida del hogar no debe suceder bajo situaciones ajenas a la relación de pareja. Es decir, los problemas del hogar son harina de otro costal. Si éste llegara a ser resuelto, entoces qué pasaría? Dejamos la vida de pareja y regresamos al hogar de papá y mamá?Recuerdo al cumplir el mes me pasó por la mente cómo sería vivir con el? Y fantaseaba con él acerca del tema. Claro, de ahi a la realidad, ambos sabemos que económicamente hablando no podemos dar aún ese paso. Actualmente mi pareja y yo vamos para 9 meses de pareja. No vivimos juntos y a la vez sí vivimos juntos. Cuando se puede paso un tiempo en su casa y otras veces él en la mía. Otras veces nos extrañamos. Por el momento el no vivir juntos no nos ha significado algo relevante, aunque debo reconocer que al principio sí me preocupaba mucho por eso, no tanto por el “cuándo?” si no por el “cómo?”. Pero todo a su tiempo. He aprendido que cuando hay una buena y saludable relación (o llámese amor, afecto, cariño etc.), debe haber paciencia y saber esperar.Además, es necesario CONOCER el uno al otro antes de dar ese paso. Y nunca se termina de conocer a la pareja. Pues hay que recordar que cada persona ha vivido y crecido bajo experiencias, normas y gustos diferentes.

    Me gusta

  4. Hola, Llevo alrededor de casi once meses de vivir solo. Decidí tomar la decisión puesto que me sentía que a pocos meses de cumplir mi cuarto de vida, ya tenía la necesidad de vivir esta nueva etapa y experiencia persomal. De repente, ustedes se preguntaran que lo que les estoy relatando no tiene nada que ver con el tema en mención, pero realmente si. Durante este tiempo convivir conmigo ha sido la experiencia más enriquecedora y satisfactoria de mi vida. Saber que me acuesto con la luz encendida o apagada, veo los canales y escucho la música que yo deseo, cocino lo que se me apatece, son algunos de los tantos ejemplos que nos guían en nuestra tarea de autoconocimiento personal. Muchos de nosotros piensan en vivir una vida en pareja, sin pensar primero en vivir una vida en pareja consigo mismo. Esto es vital, para no tener ciertas decepciones en el futuro. Así que a todos les recomiendo, comiencen en pensar poco a poco a tener su privacidad e independencia y compartir con ustedes mismos. Esto les servirá para que esa mudanza, sea por una larga, perdurera y asertiva estancia. Saludos,Fernando B

    Me gusta

  5. Fernando trae un punto importante y aún más profundo que el hecho de mudarse o no con otra persona. Me parece que es útil considerar en qué medida puede uno “vivir con uno mismo” antes de “vivir con los demás”. Es decir ¿En qué medida se conoce el ser humano a sí mismo, se acepta, se tolera y se quiere?Solo una vez que se puede vivir con uno mismo, puede uno vivir con los demás. Y eso afecta los temas de las mudanzas y el de las relaciones de pareja, de amigos, de familia, etc.

    Me gusta

  6. Anónimo

    En el tema d LA Mudanza, en mi caso es igual que el de Fernando. Yo me mude hace 6 años solo. No tenia miedo a vivir solo, a lo que temia era hacer un prestamo hipotecario con el banco, odio deber dinero, aunado a que todavia habian residuos de pensamientos sobre no merecer cosas. Mis amigos mas cercanos me motivaron hasta que un buen dia vi una publicidad de un edificio ya construido y el valor de la letra mensual se ajustaba a mi presupuesto, ya habia ahorrado por mas de 3 años para el dia que lo hiciera podria comprar los muebles. Y asi fue, en un dos por tres me aprobaron el prestamo en el banco y a los dias me entregaron el apartamento, recurdo que el dia que me mude solo de la casa de mis padres me traje la ropa y ese mismo dia compre un colchon queen y me regalaron dos almohadas, no lo podia creer, el primer dia que dormi ahi solo hasta llore de alegria. Y como dice Fernando descubri cosas de mi mismo que viviendo en casa de mis padres no las habia visto. Me encanta vivir solo, estar todo el dia en ropa interior, bueno si no hay visitas, hacer la decoracion que me guste, domir, dormir y dormir, llegar a la hora que me de la gana, no dar explicaciones ni excusas a nadie. Y el dia que viva una relacion de pareja, si el tiene que venir a vivir a mi apartamento, bienvenido sera y si se acaba el amor, yo me sigo quedando en mi lugar y el tendra que salir y si yo tendria que ir su lugar y tenga que salir, no tendre que regresar a la casa de mis padres. Para vivir en pareja siento que es importante a ver vivido solo como dice Fernando, he visto no solo en relaciones homo sino tambien en heteros, que hay responsabilidades de vida en pareja que algunos de los miembros de la relacion nunca las habia vivido antes y no estan dispuestos a llevarlas a cabo porque se las hacia su mama. Yo se cocinar lo hice durante muchos años en la casa de mis padres pero ahora que vivo solo no lo hago, me da pereza lavar el baño por poner un ejemplo.Tambien me he percatado que hay muchos gays que viven alquilados y tienen toda la capacidad economica para vivir en un apartamento propio y no se atreven a dar el paso por diversos tipos de miedos y me incluyo porque yo tambien pase por eso, por lo mismo no me fui de la casa de mis padres porque me dije que no iba a regalar mi plata en alquiler cuando se la podia pagar a un banco para que luego esa propiedad fuera mia. El Venezolano

    Me gusta

  7. alexcanton

    Álvaro, me alegro de leer una “recomendación directa”. Esto hace que el público se pueda identificar mejor con el ser humano que, de paso, es psicólogo clínico. A.d.o.

    Me gusta

  8. Venezolano, tienes razón en lo que comentas. Uno debe (por responsabilidad con uno mismo) conocerse a sí mismo. Es como el hecho de dar amor. Cómo dar amor si no se ama uno a sí mismo?Ahora, yo creo que no siempre el asunto está en vivir solo “físicamente”. Por ejemplo, de un tiempo a la fecha yo he vivido sólo aún estando en mi casa con mi familia. Es decir, luego de cierta edad (llámese madurez o adultez), cada uno en la cada obtuvo sus propias responsabilidades. Especialmente al empezar la vida labrora. Ya papá y mamá habían cumplido con su trabajo de educar y mantenernos.Ahora empezaba yo a conocer mi libertad donde ya no tenía que dar explicaciones. Pero con esto, también empazamos a conocer de gastos de supermercado, pagos de luz, pagos de teléfono, gas, etc.Y es aquí donde quería llegar.Actualmente yo comparto los gastos de un apartamento con un pariente. Por qué? (hasta yo me pergunté eso alguna vez!) Sencillo… Todos no estamos en la capacidad económica de adquirir un apartamento SOLOS. Tenemos que comprar o alquilar compartido. Unos entre primos, otros entre hermanos, otros con sus parejas… Total, el hecho es que muchas veces las independencia (física) de casa de papi y mami, aunque la deseamos fervorosamente, no siempre es posible de buenas a primeras por factores económicos. Entoces de ahí que aprendes tu propia independencia (psicológica) aún bajo el techo papi-mami y más aún cuando éstos te enseñan desde jóven a ser responable de tu vida.Por otro lado, creo que muchas cosas se aprenden en el camino. Uno nunca termina de aprender, se viva con quien se viva. Pero el hecho de conocerse uno mismo, radica más en la parte mental que la parte física de dónde estés.Saludos!

    Me gusta

  9. Eduardo

    Este tema de la mudanza me afecta mucho por ciertas razones, pero prefiero en esta ocasión comentar acerca de lo que dijo Fernando B. sobre “mudarse” primero con uno mismo.En algún libro leí hace mucho que primero debemos estar felices con nosotros mismos antes de intentar estar con alguien, y poner en sus manos la responsabilidad de hacernos felices.Tomando esto como referencia, es cierto que es muy sano estar primero en paz con uno mismo, antes de dar el paso aquel de compartir un mismo espacio con otra persona, al igual que debemos tomarnos el tiempo necesario para conocer bien a quien vivirá con nosotros, para luego no sufrir desencantos que pudieron haberse evitado.

    Me gusta

  10. Anónimo

    No lo había pensado, pero yo también viví solo. Y quizá eso me ha ayudado en mi convivencia actual.Durante cuatro años de carrera universitaria viví soliiiito, y yo me hacía todo. Yo sé hacer de todo.Luego en el último año, mis papas decidieron mudarse para acá y bueno por motivos económicos volvimos vivir juntos. La verdad fue muy difícil, sobretodo con mi mamá que es una mujer de mucho carácter y siempre quiere el control. Quería volver a la época de “para dónde vas” “con quién vas” “a qué hora vuelves”. Pero yo le dije basta, yo vivía solo y no soy ningún chiquillo. Gracias a Dios eso la hizo replantearse las cosas, y llegamos a un acuerdo mutuo.No lo había pensado, pero también cubrí esa etapa.dr.r.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s