Sobre la Fidelidad y la Monogamia

Hola, Edwin (un lector del blog) envió el siguiente comentario/pregunta en la entrada “para elegir terapeuta”.  Veamos:

“Saludos:
Siempre he tenido un conflicto interno sobre el manejo de la infedelidad. No es algo que me ha dejado dormir, tampoco sè si esto ya se ha tratado con anterioridad, pero, pero igual lo traigo al tapete.
El ser humano mantiene esa característica de poder ser fiel? Siento que la sociedad ha querido forzarnos a ser fiel, cuando nadie lo es.
Hace mucho vi un programa en Discovery y hace la analogía con el resto de las especies animales y solo un par de aves se mantenían fiel a su pareja. Mientras que el resto, por eso de la superviviencia de las especies, buscaban parejas sexuales constantemente.
Al inicio encontramos a alguien que puede ser el hombre o la mujer de los sueños, pero los sueños termina. Hay que aprender a vivir con esto? Sobre todo nosotros los homosexuales?
Gracias por el espacio y tiempo para hacer mi pregunta.
Saludos.
Edwin”

Cracking the Armour - blog Creo que deberíamos iniciar haciendo algunas diferencias en concepto.  Es decir, si lo vemos más de cerca, muchas veces confundimos el asunto de la fidelidad (Según la RAE: Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona.) con el de la monogamia (Según la RAE: Régimen familiar que veda la pluralidad de esposas.).  Lo cierto es que estos dos conceptos se confunden frecuentemente pero, más allá de las confusiones, es importante decir que ni la monogamia, ni la fidelidad son biológicas.

Pero el ser humano ha evolucionado inteligente y consciente de sus afectos y su propia existencia.  Este hecho por sí mismo ha permitido que nos movamos, como especie, hacia la creación de sistemas sociales, psicológicos y económicos mucho más complejos que aquellos formados por otras especies.  Estos sistemas requieren de ciertas normas para su funcionamiento, una suerte de “reglas del juego” para que todo funcione moderadamente bien.  Es decir, estos sistemas, además de ir más allá de nuestra biología, también está basado en distintas suposiciones sin las cuales el sistema pierde estabilidad. Una de esas suposiciones es que las personas forman parejas que tienen una larga duración y con quienes mantienen relaciones afectivas y sexuales que dan como resultado más personas (hijos) que perpetúan el sistema y lo mantienen vivo.

Este sistema es un invento humano.  Lo único validado por la biología dentro de ese sistema es el hecho de que la gente tiene hijos para perpetuar la especie (nótese que lo que se debía perpetuar es la especie, no el sistema social o económico).

En ese sentido, el ser humano no necesariamente está programado para mantener una sola pareja, pero nuestra psicología y nuestra cultura permite que varios seres humanos sí puedan llevar relaciones con una sola pareja durante largos períodos de tiempo.

Ahora bien, la monogamia sí es posible y muchos seres humanos son perfectamente capaces de practicarla.  El concepto de fidelidad, por otro lado, es más complejo, especialmente para la gente gay.  Paso a explicar:

Ser monógamo significa tener una sola pareja, pero ser fiel significa cumplir un trato hecho por las partes, lo cual me hace apuntar hacia el hecho de que las parejas heterosexuales tienen supuestos creados socialmente, de los cuales parten.  Una vez se unen, los heterosexuales occidentales suponen y esperan que su pareja no mantendrá relaciones de pareja con otras personas, muchas veces “hasta que la muerte los separe”.  Pero muchos homosexuales no tienen eso.

Recordemos que las relaciones homosexuales no son una copia de las relaciones heterosexuales.  Así que no están socialmente reguladas de la misma manera en la mente colectiva de la humanidad.  Las parejas homosexuales deben sentarse y hacer acuerdos sobre cómo será su relación y qué esperan el uno del otro.  Si soy homosexual y no le digo a mi pareja lo que espero, ¿Cómo quiero que lo cumpla?

Existen parejas cuyo acuerdo implica que pueden tener sexo con otras personas siempre y cuando no se den enamoramientos fuera de la pareja.  En este caso, tener sexo con gente fuera del matrimonio no implica monogamia, pero sí implica fidelidad.  ¿Me explico?

El truco está en sentarse a hablarlo, un error muy común que he encontrado en las parejas homosexuales es que no llegan a un acuerdo sobre cuáles son las reglas del juego para ellos.  Y sin reglas claras, no pueden acusarse de “hacer trampa”.

Aunque no todos, mucha gente SÍ PUEDE SER MONÓGAMA Y FIEL, pero deben hacer acuerdos primero. 

¿Comentarios?

Anuncios

10 comentarios en “Sobre la Fidelidad y la Monogamia

  1. Anónimo

    Fidelidad????????? eso que es?????despierten. eso no existe. Lo inventaron los moralistas que en el fondo bien que querian ser infieles.Por eso es que la sociedad en general anda como anda.Lo inventaron para hacer de ella un negocio los abogados de divorcios. Porque seben que nadie puede ser fiel. sino preguntesen cuanto cuesta un caso de divorsio?????? y ni hablar de los matrimonios gays… pura pantalla pura hipocrecia siguiendo los pasos de la triste vida de los heteros. Por eso somos mas felises.

    Me gusta

  2. Dr. Gómoez dijo:Recordemos que las relaciones homosexuales no son una copia de las relaciones heterosexuales. Así que no están socialmente reguladas de la misma manera en la mente colectiva de la humanidad.Dr Gómez, tengo un problema con la idea, pero estoy abierto a una explicación, pues tal vez no lo estoy viendo con ojos muy claros.A mi modo de ver, ni las relaciones héterosexuales ni las homosexuales deben ser un “patrón” o molde. Yo creo más en el respeto, el cual NADA tiene que ver con el tipo de de orientación sexual que tengamos.Es decri, si sé que sentiría engañado (o en buen panameño, QUEMADO), y por ende humillado si mi pareja me engañara, entoces POR QUÉ HABRÍA YO DE HACER LO MISMO? Instinto animal no creo que sea una excusa. De modo que no haré lo que me dolería que me hicieran a mí.Entonces mi pregunta es, por qué pensar que se trata de “regular las cosas segun otra clase de relación?”Es que a veces me parece que se tratara de que como somos homosexuales, tenemos otras “normas” las cuales son mas “libres”… (de engañar?).Claro está, que los héteros también engañan y casos hay muchos.Entonces, en ese caso, no estaríamos siguiendo los patrones de los héteros?Y a veces me río y le digo a mi pareja que “soy un mal gay” porque parece ser que tengo ideologías muy héterosexuales, pues yo me identifico más con la fidelidad (si es que se trata de una “norma héterosexual”).Por otro lado, me parece que esto de la infidelidad se ha inventado como excusa para ser infiel por parte de la sociedad. Por ejemplo:“yo soy infiel porque ya nadie es fiel a nadie”… “eso es cosa del pasado”… “yo soy fiel porque a lo mejor me ‘tan poniendo los cuernos”… “soy casado pero no capado”… en fin, un juego donde a mi concepto, NO SE RESPETA A LA PERSONA AMADA. Sin mencionar los riesgos de traer ETS a la vida de pareja.

    Me gusta

  3. Siempre que digo esto la gente se confunde. Tengan cuidado con cómo leen mis letras. A ver, la fidelidad no se trata de tener una sola pareja. La fidelidad se trata de “cumplir el acuerdo que teníamos”. Si el acuerdo que teníamos es que podemos acostarnos com más de una persona, entonces esas son las reglas y acostarse con más de una persona NO es infidelidad.PERO, si el acuerdo que teníamos es que solamente podemos tener relaciones sexuales y afectivas DENTRO de la pareja, entonces solo se vale eso y no se permite paso a nadie más.A lo que me refiero es a que la gente heterosexual da por hecho esas reglas de solamente tener una pareja, porque todo el funciomaniento social está diseñado para que así sea. Ese funcionamiento social, entonces, regula las relaciones heterosexuales y, cuando NO se cumplen esas reglas, la gente tiene problemas y se separa, las separaciones afectan a los hijos, dejan las crianzas a la mitad y el sistema social se desequilibra.Pero la gente homosexual no está incluída en el sistema, no se casa, no tiene hijos, la función de su unión como pareja va dirigida a otros objetivos, expresión de afecto, compañía, etc. Entonces, hay que plantear las reglas dentro de la relación. Si se siguen las reglas, se es fiel, si no se siguen, no se es fiel.Así como se deben plantear las reglas dentro de cada pareja, la comunidad homosexual está empujando para que se planteen las reglas a nivel global (matrimonios gay, etc.)¿Me explico?

    Me gusta

  4. Creo que ahora ha quedado un poco más explicado el conceto de “Fidelidad” y el de “Monogamia”. Ló único en lo que no estoy de acuerdo es que al tratar de encontrarle un signifcado a estas palabras se lleguen a establecer “prejuicios” de las personas, independientemente de su orientaciòn sexual, como el hecho de decir que lo abogados vivien de hacer divorcios (que hayan algunos que aumenten la tarifa es otra cosa). El asunto no debe ser así, porque ya bien lo Dice Alvaro al final de su comentario, es necesario fijar las reglas para crear conciencia a nivel global.Soy partidario de la buena comunicación en las relaciones interpersonales, si esto falla, todo lo demás se verá afectado: el afecto, el cariño, el respeto, el aspecto sexual.

    Me gusta

  5. Anónimo

    Yo creo que entendí la diferencia y no la sabía. Yo puedo decir que soy monógamo y FIEL. Nosotros si nos sentamos y pusimos los puntos sobre las “i”: “No están permitidas las relaciones sexuales fuera de la pareja”Por lo explicado entiendo que entre nosotros si es necesario llegar a esos acuerdos, a diferencia de los hetero que ellos lo asumen al “contraer matrimonio” porque así se supone. Y entiendo que eso es a lo que se refiere cuando dice que los queremos imitar.Conozco parejas gays en “relaciones abiertas” o sea ellos pueden mantener relaciones sexuales con otros además de entre ellos. Tengo un conocido que su pareja le permite penetrar a otros, porque él prefiere no ser penetrado. (espero que este comentario no sea muy fuerte ¬¬)Tengo una pregunta fantasear con otros, lujurear, desear a otro, ver porno ¿cómo se clasifican estas conductas? Es necesario sentarse y decir: “bueno no puedes pensar en otros solo en mi, pero puedes ver porno” por ejemplo.Esa si la veo dura, y desde ese punto de vista no sé que soy. Yo si he lujureado y deseado carnalmente a otros. Pero no los he tocado ni ellos a mi, jijijidr.r.

    Me gusta

  6. Anónimo

    Antes de iniciar en la vida de homosexual, no pense que se vivían las mismas calaminades que una vida heterosexual… creo que la fidelidad dura mientras dure la confianza, el respeto y el amor, pongo de último el amor porque creo que estos tres elementos van desapareciendo cuando se da la infidelidad… mi pareja me fue infiel 3 veces, en la primera perdi la confianza en él, en la segunda ya no nos respetabamos y me deje llevar por lo que se comento anteriomente “él me lo hizo yo se lo hago también” y de no trabajar en eso se perdio el centro de toda relación el Amor, cuando esto secede no hay marca atras…Hasta ahora no sé si la Fidelidad exista..saludos Fco. J. C

    Me gusta

  7. Confusión aclarada! Gracias Dr. Gomez. Ahora sí comprendo el asunto con ojos más claros.Bueno, si es así, la cosa es sencilla: COMUNICACION, CONFIANZA con la pareja para hablar claro las reglas del juego desde el principio. Lo que pase dentro de una pareja debe ser cosa de ellos. Y esto aplicaría en cualquier caso (supongo yo), hetero u homo.

    Me gusta

  8. Anónimo

    Hola, esto no tiene nada que ver con el tema, simplemente para que sigan al conscursante de American Idol, Adam Lambert, quien es gay y que muy de seguro ganara el concurso American Idol 8 season. Canta maravilloso…Go Adam!!!!!!

    Tomas Cruz

    Me gusta

  9. Dr. R, creo que lo que dices de “lujurear, mirar porno”, etc. está relacionado con lo que nos explicó Álvaro… si hay un mutuo acuerdo en la pareja.

    Tenemos ojos y vemos belleza y la miramos. Si no no existiera el arte ni la fotografía. Por tanto no es infidelidad. No podemos tapar el Sol con un dedo: primero VEMOS a la persona, nos ATRAE, la TRATAMOS y nos ENAMORAMOS por sus cualidades y demás. Pero todo empieza por los ojos, o incluso otros sentidos.

    Todo depende de COMO VEAMOS.
    Por ejemplo, yo miro con mi pareja y mi pareja mira conmigo. Pero hasta ahí.
    Pero lo mejor del caso es cuando lo lujureo a él o él a mí en la calle… A él lo puedo mirar de pie a cabeza de la forma más provocativa y no puede sentirse celoso con él mismo!

    Lo del porno depende cómo lo veas. Para algunos es simple herramienta de aprendizaje de técnicas de cama. Para otros es despertar deseo sexual imaginando hacer lo mismo con la pareja…
    Y puede que para otros ver porno juntos sea lo mismo que ver gente en la calle. Si esto último es con concentimiento mutuo pues… adelante.

    Yo en lo personal creo que perder el límite o el control sí es peligroso si no se sabe qué puede herir a la pareja. Incluso, se puede olvidar momentáneamente las cualidades tanto físicas como personales que nos atrajeron hacia nuestra pareja…

    Si tenemos lo que queremos con nuestra pareja, para qué buscar por fuera atracción sexual?

    Me gusta

  10. Dr. R, creo que lo que dices de “lujurear, mirar porno”, etc. está relacionado con lo que nos explicó Álvaro… si hay un mutuo acuerdo en la pareja.

    Tenemos ojos y vemos belleza y la miramos. Si no no existiera el arte ni la fotografía. Por tanto no es infidelidad. No podemos tapar el Sol con un dedo: primero VEMOS a la persona, nos ATRAE, la TRATAMOS y nos ENAMORAMOS por sus cualidades y demás. Pero todo empieza por los ojos, o incluso otros sentidos.

    Todo depende de COMO VEAMOS.
    Por ejemplo, yo miro con mi pareja y mi pareja mira conmigo. Pero hasta ahí.
    Pero lo mejor del caso es cuando lo lujureo a él o él a mí en la calle… A él lo puedo mirar de pie a cabeza de la forma más provocativa y no puede sentirse celoso con él mismo!

    Lo del porno depende cómo lo veas. Para algunos es simple herramienta de aprendizaje de técnicas de cama. Para otros es despertar deseo sexual imaginando hacer lo mismo con la pareja…
    Y puede que para otros ver porno juntos sea lo mismo que ver gente en la calle. Si esto último es con concentimiento mutuo pues… adelante.

    Yo en lo personal creo que perder el límite o el control sí es peligroso si no se sabe qué puede herir a la pareja. Incluso, se puede olvidar momentáneamente las cualidades tanto físicas como personales que nos atrajeron hacia nuestra pareja…

    Si tenemos lo que queremos con nuestra pareja, para qué buscar por fuera atracción sexual?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s