Un Terapeuta Cansado

He perdido mi habilidad, por momentos siento que no entiendo lo que pasa a mi alrededor y eso me asusta. Mi habilidad para categorizar situaciones, entender gente y encontrar patrones de comportamiento me ha salvado la vida en más de una ocasión. Hoy día me encuentro confundido.

A lo mejor he trabajado mucho dentro y fuera del consultorio, a lo mejor necesito vacaciones, es posible que sea mi reciente contacto de manera masiva con personas que viven sin preocuparse tanto como yo. Pero no me gusta hacia dónde se dirigen sus vidas, pese a que debo admitir que bailar por la vida sin pensar demasiado en las consecuencias es una idea muy seductora, aunque siento que acercaría mi fecha de caducidad.

Mi trabajo está ligado a mis emociones, si mi tercer oído percibe demasiada interferencia, si mi Yo auxiliar tiene problemas para auxiliar a otros, si me cuesta reconocer cómo se sienten los demás, lo más seguro es que mis propias emociones estén un poco “revueltas”. Necesito calibrarme otra vez, necesito vacaciones y es interesante cómo muchas personas me dicen algo como “pero no puedes dejar la carrera, eres muy bueno bla bla bla…” Sin embargo, creo que llega un momento en que todos nos sentimos cansados, un momento en que la lucha constante toma lo mejor de nosotros y merma nuestros talentos, dejándonos vacíos y frustrados.

Estoy cansado, agotado de pelear, frustrado al darme cuenta que la idea de que esto tuviese un final feliz no fue más que una fantasía infantil; esto no tiene un final. Siempre habrá más gente necesitada. ¿Serán suficientes nuestros recursos? ¿Seremos suficientes los dedicados a esto? ¿Existe alguna forma de que la población general llegue a cuidarse más a sí misma? ¿Me he entrenado a mí mismo para ser capaz de ver cosas horribles que los demás no perciben o deciden no mirar? ¿Me he puesto una trampa a mí mismo? ¿Hay alguna forma de devolver este talento?

Ya no lo quiero más, ya no quiero ver los abusos, los maltratos, los suicidios, las agresiones, las drogas, los abandonos, las disfunciones, la homofobia. Ya no quiero verlo, pero no encuentro una forma de evitarlo. No puedo apagar el interruptor… no puedo siquiera encontrarlo. Creo que no hay un interruptor, creo que esto no es solo una parte mía, creo que todo yo estoy configurado para ver detalles y encontrar patrones. Necesito descansar. Necesito saber si es esto a lo que quiero dedicar mi vida.

Publico esto con mucho temor, porque sé que suena a sabotaje. ¿Quién querría atenderse con un terapeuta cansado que comunica sus propias dificultades? No obstante, es importante para mí reconocer, en la mejor tradición científica, el estado de la cuestión. Es importante practicar lo que predico. Es importante hacer un espacio para lo que siento si es que lo he de resolver. No puedo pretender que los terapeutas somos personas perfectas que tienen siempre todo bajo control, porque, sin desvirtuar los años de entrenamiento, es importante decir que solo somos mortales comunes con anteojos para ver, un sofá moderadamente cómodo y una buena intención.

Pero, a veces eso no es suficiente. A veces lo importante es lo que decimos, lo que callamos, lo que sabemos, lo que podemos ver y no podemos contar. Debe haber una forma de hacer que el mundo sea un mejor lugar, debe haber una forma de llegar a más gente a la vez, pero estoy muy cansado para buscarla ahora mismo.

Saludos,

Anuncios

8 comentarios en “Un Terapeuta Cansado

  1. Mmmmm… Bueno Álvaro, yo no veo sabotaje alguno. Creo que ser honesto con uno mismo es de admirar. De hecho es muy poco común un psicólogo que admtia estas etapas de “confusión” ante los demás. Creo que eso es lo que lo hace a uno más humano… y más apto para ese “entender” a quienes nos rodean. Claro, como tú dices, uno tiene que entender primero al propio ser para luego a los demás… pero eso no hace menos cierto lo anterior.

    A veces yo me he sentido injusto por pensar que los psicólogos “no deben” tener sus momentos de dudas, confusiones… etc. Hasta que los que me rodean pretenden que yo sepa todas las respuetas sobre mi profesión. Y no las tengo. Y qué interesante es eso! Qué bueno! Porque así aprendo más… me conozco más y comprendo que todos los días surgen dudas… surgen interrogantes e inconformidades cuando otros colegas con más recorrido que yo, me dan nortes para despejar las interrogantes. Claro, es cierto que mi trabajo no se relaciona directamente con la psicología… pero así mismo surgen las preguntas e inquietudes en mi vida personal. Y la verdad, de esas, no pudo tomar vacaciones. Hay que “trabajarlas” todos los días para enontrar respuestas… Si no, la vida sería aburridísima.

    Pero nos cansamos a veces… Nos pasa a todos… Pareciera que quienes nos rodean no están en nuestros zapatos…

    Somos humanos. Nos merecemos un descanso… luego levantarnos, estirarnos, lavarnos la cara… y CONTINUAR HACIA ADELANTE renovados para encontrar respuestas… y si no, que no se nos complique la vida por ello.

    Me gusta

  2. Anónimo

    YO en lo personal siento que esto es cuestion de no pretender resolver todas las cosas en un solo día. El esfuerzo que hacemos todos por hacer un mundo mejor, es como una gota que cae sobre una roca. De a poquito.

    Creo que lo mucho o poco que haya hecho a sumado a el cambio. Ahora bien, la cosas pasan por que deben pasar. El mundo ideal no existe, siempre vamos a tener algún inconveniente, solo es cuestion de saber enfrentar los problemas y verlos como una oportunidad para crecer.

    Soy bueno en la teoria, pero fatal en la practica. Mañana nos vemos Alvaro y hablamos…Es mejor que descances… pero cuando regreses a la realidad, no creo que esta haya cambiado mucho.

    Edwin H.

    Me gusta

  3. Lo que sí te puedo decir, colega, es que un asunto es la teoría con un final utópico que todos tenemos y la “realidad” de las situaciones que nos pone la vida.
    Ésta es una de las razones por las que yo no quiero regresar a la práctica…. y eso que no me arrepiento de todo lo que dí, sufrí, gocé, aprendí…..
    Al final, lo difícil es dirigir la vida de uno mismo de acuerdo a lo que uno ha predicado y practicado…. pero cuando la práctica se torna diferente se tiende a perder la autoridad moral para predicar…. aunque señalar conflictos no es exactamente lo mismo…. En fin, tal vez te caiga bien unas vacaciones…. El cantar y viajar con el Coro Música Viva era para mí un interludio perfecto, y por eso lo hice durante unos veinte años.
    A.d.o.

    Me gusta

  4. Hola colega,

    Pareciera que estás en pre-burnout. Recuerda que, ya que nosotros somos “la herramienta”, tenemos que darnos el “mantenimiento” para estar afinados para la tarea. Es bueno que te des cuenta del momento que vives. Hazle caso y abre el espacio para ti, haciendo algo completamente distinto a la terapia o, mejor aún, no hagas nada, sólo descansa.

    También convendría que te desapegaras un poco, en el sendito budista, de eso que se supone debes alcanzar. ¿Quién te dijo que estaba en tus manos resolver los problemas de los demás?

    Claro, yo no tengo moral para decir nada de lo anterior. De hecho me identifico mucho contigo. Lo que te escribo es lo que hago y me digo cuando he estado en la situación en la que te encuentras.

    Saludos.

    pd. finalmente pude responder tu comentario. Gracias!

    Me gusta

  5. Alvaro, no es por menospreciar el como te sientes. Creeme todos nos hemos sentido asi, PORQUE ESCOJI ESTUDIAR XYZ, estoy cansado, agotado y no quiero saber, “más de número”, por ejemplo en mi caso. Sin embargo tu caso y el de muchas otras carreras más personalizadas y no numéricas adicional al cansancio está la frustación de pensar que ayudaste a uno, pero viene otro CON EL MISMO PROBLEMA O PEOR…. pues creo y nuevamente sin menospreciar tu carrera (sino todo lo contrario) que solo necesita unas vacaciones (15 dias o 1 mes, no un año sabatico, pues las cuentas no se pagan solas)…. Siempre es bueno tomar un alto y olvidar todo el TRABAJO. Cuantas veces me he sentido frustada por ser Contadora, debi estudar algo más creativo, me siento oprimida con todas las ideas “Geniales” que no se plasman en números…. pero eso FUE LO QUE YO ESCOJI, nadie me obligo y debo aceptar mi decisión. Mi vida profesional es un CICLO CONSTANTE, Demasiado constante, 1.Registros, 2.Cierre, 3. Estados Financieros… 1.Registro, Eternamente. Al menos a mi solo me faltan 19 años más para poder Jubilarme y poder Pintar, tocar la guitarra o tirarme en el sofa. Hoy he pasado todo el dia cuadrado un balance… Se supone que es MI DIA LIBRE, pero la JUNTA no me va ha esperar… Te quiero… Descansa.

    Me gusta

  6. Anónimo

    BURN-OUT-SÍNDROME-QUEMADO:Parece doctor que usted está sufriendo este síndrome. En el oncologico vi por vez primera está palabra y cuando me explicaron su significado pensé que era una excusa para quienes estudiaron una profesión que no les llenaba y que mejor que inventar algo como esto para decir probresitos están enfermos y hay que soportarlos y aguantar su grosería y mal trato. Ahora leyendo sobre su situación creo que es cierto porque a pesar que muchas veces no estoy de acuerdo con sus opiniones veo que usted a estado comprometido fuertemente con su profesión, tal vez, se tildeo,y necesita despejarse pero no creo que dure mucho sin tener la necesidad de emprender su lucha contra los molinos de viento.

    Omega

    Me gusta

  7. Es que es justo lo que sucede con algunos médicos cuando olvidan (y conste que no es por críticar porque todos olvidamos a veces) que cuando se ha puesto el mejor empeño y dedicación a cada caso, no es responsabilidad si las cosas no sale como se desea. Un paciente en el quirofano puede fallecer por causas ajenas al cirujano… Y algunos llegan a sentir frustración al principio.

    Un psicólogo puede olvidar que no es su responsabilidad que su paciente no use las herramientas que éste le de para su vida.

    Yo atiendo un cliente que quiere un color en un trabajo. Yo lo asesoro y acepta mi propuesta. Viene otro que me discute y se hace lo que él quiere y me frustro cuando me pagan por trabajar mecánicamente. Pero siempre hay algo satisfactorio en estos 10 años de trabajo, donde también he odiado mi carrera a ratos. Pero como dice la canción… Tooo-dooos vuel-ven…

    Por que con todo… amamos lo que hacemos.

    Me gusta

  8. Anónimo

    Hace rato no entraba a este blog.
    Mientras naveo en el mismo y veo los temas me doy cuenta como ha ido cambiando con el tiempo. Siento que debe ser muy agotador luchar las batallas en las que te metes. Me llama la atención el hecho de publicar como te sientes con respecto a tu profesión, entre otras cosas. No se supone debes ventilar eso con tu analista, tu supervisor? Publicarlo en un blog no es muy “psychoanalitic like”. ..then again, cada uno decide hasta donde lleva su privacidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s