¿Se puede ser fiel?

Una de esas ideas que se repiten en la clínica de parte de diferentes pacientes, así como en la vida social de boca de algunos conocidos es esa que dice que las relaciones de pareja entre dos varones no pueden incluir fidelidad. Algunos dicen que esto no puede darse debido a que los hombres somos infieles por naturaleza, otros comentan que en relaciones homosexuales siempre hay “oportunidades” para la infidelidad y hasta que esas oportunidades se dan más que en personas heterosexuales.

Desde mi silla terapéutica en el consultorio he escuchado historias de mucha gente en los últimos doce o trece años, mis visitantes son tanto hombres como mujeres, parejas, solteros, homosexuales, bisexuales o heterosexuales, en relaciones de largo plazo o en búsqueda de encuentros casuales o momentáneos. Creo que he escuchado suficiente como para estar bastante seguro que la fidelidad en las parejas no depende mucho de la orientación sexual o la identidad de género.

En otras ocasiones hemos tocado el tema de la fidelidad y es siempre valioso para mí “revisitarlo” y hacer la diferencia entre ser fiel y ser monógamo, porque no es necesariamente los mismo. Ser monógamo es mantener una sola pareja durante un período relativamente largo de tiempo. Es difícil para mucha gente mantener relaciones monógamas dado que la monogamia no tiene una base biológica hasta donde sabemos, excepto para efectos de cuidado de las crías en los primeros años de vida de estos, pero aún en ese período es difícil para muchos adultos mantener la exclusividad.

El asunto de la fidelidad es otra cosa, ya que uno es fiel al trato que realizas con tu pareja o parejas. Es decir, si tu pareja y tú acuerdan que su relación será abierta y, por lo tanto, pueden tener intercambios sexuales con otras personas, entonces el tenerlos no los hace infieles, pero sí los saca de la categoría de monógamos. Si el trato que tienen con su pareja implica que solo pueden tener intercambio sexual entre ustedes, pues iniciar o mantener dicho intercambio con otros sería ser infiel además de dejar de ser monógamos.

En general las cosas no son tan sencillas como suenan y aunque muchos están saltando a la opción de tener relaciones abiertas, las mismas no vienen sin una serie de factores que deben tomarse en cuenta y que no necesariamente juegan un papel mayor en las relaciones monógamas. Por ejemplo, el tener más de una pareja sexual al tiempo incrementa el riesgo de infecciones de transmisión sexual, al igual que hace daños irreparables a la confianza en la pareja original si la misma decide tomar este estilo de relación antes de haber alcanzado un momento determinado de madurez, entendimiento y “permisos” entre sí.

Me interesa mucho que consideremos formas distintas de relación, tal vez no para practicarlas si no sentimos que nos iría bien, sino para hacer ese ejercicio mental de crítica sana a la cultura que se nos ha enseñado, ya sea que al final decidamos mantenerla, incorporar elementos nuevos o dejar algunos de lado. De cualquier forma pensar sobre estos temas nos echará una mano para ser más respetuosos con aquellos que lleven vidas distintas a las nuestras.

Así que cualquiera que sea tu orientación sexual, tal ve ser fiel sea más sencillo de lo que crees, solo tienes que formular un trato con tu pareja con el cual ambos estén de acuerdo y ser flexible para saber que dicho trato puede cambiar con el tiempo y debe conversarse cada vez. Una regla general es que ningún trato debe ponerse en marcha sin que ambos miembros de la pareja estén conscientes de lo que implica y estén a favor de hacer los sacrificios necesarios para llevarlo a cabo. Como siempre, en temas de relaciones no se puede tener todo en la vida al mismo tiempo y todos los convenios implican que uno deja algunas cosas de lado, pero es importante que estés en paz con pagar ese precio, cualquiera que sea en tu caso particular. De no ser así, tal vez haya que buscar un trato nuevo o hasta una pareja diferente.

Saludos y que estén bien.

Anuncios

4 comentarios en “¿Se puede ser fiel?

  1. Javier, solocorazon

    Hola Alvaro, tu siempre traes temas muy controversiales. Mi opinion personal es que ser fiel, no es un compromiso que tengas con tu pareja, sino es un compromiso contigo mismo. En el momento en que tu decides estar con otra persona distinta a tu pareja, ya no hay fidelidad. Se rompe el patron, y lo que se describe como una relacion abierta, es simplemente una forma descarada de libertinaje. No le veo sentido alguno estar en una relacion en donde se tenga que compartir a la persona que tu amas, ya sea con uno o mas personas. Donde queda el compromiso? Donde queda el amor? Donde esta el respeto? Si tu no puedes ser fiel con tus propios principios, entonces estamos hablando de que eres capaz de cometer cualquier tipo de ilicito porque los valores no signinfican nada para ti. No quiero sonar como sacerdote, pero la verdad es que no se puede confiar en una persona que dice amarte, y se va con el/la primer(a) persona que se le cruza en frente. Para que se de una infidelidad tiene que haber disconformidad en la relacion, pero ya eso seria otro tema.

    Me gusta

  2. Me pareció súper interesante el artículo. Pienso que se puede ser fiel, dependiendo de muchos aspectos de la personalidad del individuo, pero también de lo que éste considere qué es ser infiel: que si es exclusivamente tener relaciones sexuales con alguien que no es tu pareja, o enamorarte de esa persona, o simplemente coquetear con ella por medio de chats. Eso ya está en cada quien, pues todos definimos la fidelidad a nuestra conveniencia. Pero creo que es importante compartir con la pareja lo que uno entiende por fidelidad; y basándose en eso, las expectativas que tiene de la otra persona y de la relación que comparte con ella. No me pondré a escribir de lo que pienso de la infidelidad o la poligamía; tendría que escribir una revista para eso, jajajaja. ¡Saludos!

    Me gusta

  3. Muy bueno, como siempre. Infidelidad. Como menciono alguno cada quie determina segun su conveniencia que es ser infiel. Para mi tiene diatintos grados. Desde el coqueteo eventual hasta el chateo insinuante con la o las mismas personas que no son tu pareja… un@ amig@. Estos comportamientoss suelen llevar a tentaciones y aunque no hayas tenido un enuentro sexual como tal con la persona lo piensas, te proboca y si se da la oportunidad hasta llega a pasar.

    Muchas vecess dices no vuelve a psar y pasa y pasa con esa u otra persona y cuando menos te lo esperas estan enamorandote de alguien mas o siendo infiel constantemente. Y a veces olvidamos pensar primero, como me sentira si X me hiciera algo asi…. y ooner un alto. No debemos caer en estos juegos si realmente noss interesa seguir siendo fieles. YAG

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s